Cinco opciones para invertir tu dinero

Si el ahorro ya es uno de tus hábitos financieros, entonces es el momento de dar el siguiente paso y hacer que ese dinero crezca haciendo una inversión

POR:  Denise Ramírez Última actualización 18 / Enero / 2013
Comunicóloga de la UNAM, con especialidad en periodismo.

 

Ahorrar es una parte fundamental para tener finanzas sanas y por ende una mejor calidad de vida, pero una vez que aprehendes el hábito de ahorrar es el momento de dar el siguiente paso y hacer que ese dinero crezca haciendo una inversión.

Muchos no lo hacen porque desconocen los instrumentos que existen en el mercado y es por ello que enlistamos algunos de los más populares:

-Fondos de inversión: Un fondo se compone con las aportaciones de muchos inversionistas para comprar activos que podrían adquirir de manera individual. Existen de deuda y renta variable, y se dividen en corto, mediano y largo plazo. Los de deuda invierten en papeles de deuda gubernamental, de gobiernos extranjeros y de empresas; mientras que los de renta variable invierten en acciones de empresas que cotizan en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), esta segunda opción es más arriesgada pero existen mayores rendimientos. La operadora del fondo cobra una comisión por manejar tu dinero.

-Cetes: Los Certificados de la Tesorería de la Federación (Cetes) son instrumentos de inversión gubernamentales, que se adquieren a descuento (por debajo de su valor nominal de 10 pesos) y cuyos plazos disponibles son de 28, 91, 182 y un año. Desde 100 pesos puedes adquirirlos y el gobierno se compromete a regresar el préstamo en la fecha establecida más un rendimiento determinado. De acuerdo con el sitio oficial de Cetesdirecto el rendimiento a un año es de 4.59 por ciento.

-Cuentas bancarias de ahorro: Ésta es quizá la forma más sencilla de obtener un beneficio de tu dinero pues el banco solicita un monto determinado de apertura y ofrece un rendimiento a cambio. El cliente puede disponer de su dinero en el momento que quiera pero los intereses son poco atractivos, además debes considerar que algunos bancos cobran una comisión o un cargo si no mantienes un saldo determinado.

-Pagarés bancarios: Funciona como cualquier pagaré solo que aquí tú le prestas al banco y éste te devuelve tu dinero en una fecha determinada más un rendimiento previamente acordado. Constituyen una buena opción para quienes buscan disponibilidad de su dinero sin mayor riesgo y los plazos a contratar pueden ser de siete, 28, 91, 180 días y hasta un año, sin embargo, los rendimientos se ubican debajo de la inflación que al cierre de 2012 fue de 3.57 por ciento.

-Inversión directa: Para este tipo de inversión se requiere un monto muy superior al que manejan otros instrumentos, además de la asesoría de una casa de Bolsa. En este caso se invierte en acciones de empresas y se está más expuesto a la volatilidad, no existe un rendimiento seguro pues los títulos pueden subir o bajar de acuerdo con el desempeño de la empresa en la BMV.

 

Video recomendado
Lo que pasa en la red: