Solar Turbines y Pemex, relación en dos sexenios de 31 mil mdp y con futuro promisorio

En los dos últimos sexenios Solar Turbines se erigió como un proveedor cuasi exclusivo de Pemex, según información solicitada al Instituto Federal de Acceso a la Información y Protección de Datos (IFAI), que preside Gerardo Laveaga.

A partir de 2003 y todavía hasta marzo de 2013, Solar Turbines signó con Pemex Exploración y Producción (PEP), que dirige Carlos Morales Gil, un total de 427 contratos por un monto superior a los 30 mil millones de pesos.

Las cifras, obtenidas a través del portal de Obligaciones de Transparencia del IFAI, muestran por otro lado que los contratos en ese mismo periodo entre Solar y Pemex Gas y Petroquímica Básica (PGPB) fueron por apenas 471 millones de pesos.

En total los convenios con ambas filiales suman 459 y en conjunto representan 31 mil 214 millones de pesos. Pero lo más relevante es que ni uno de ellos fue por licitación o por invitación a tres proveedores. Todos fueron por adjudicación directa, según la información del IFAI.

Llaman la atención los números 4128908026 y 4128908027 por más de 217 millones y casi 427 millones de pesos, respectivamente. En el rubro de “objeto de contrato” no se tiene ninguna descripción. O sea: no se sabe si PEP compró equipo, refacciones o se trató de mantenimiento.

Esta historia se remonta al año 2000, cuando Luis Ramírez Corzo asumió PEP. En 2004 Vicente Fox lo nombró director general de Pemex, puesto que ocupó hasta 2006. Este dato sería irrelevante si Ramírez Corzo no hubiera sido previamente director general de Solar.

Entre 2003 y 2006, años en que Ramírez Corzo dirigió primero PEP y luego Pemex, el monto que alcanzaron los contratos entre la subsidiaria y Solar rebasaron los seis mil millones de pesos. No hay referencia alguna de que el funcionario-empresario haya vendido sus acciones.

De 2007 a 2012, tiempo en que estuvieron al frente de Pemex Jesús Reyes Heroles y Juan José Suárez Coppel, los contratos por adjudicación directa a Solar con PEP fueron por casi 23 mil millones de pesos. En todo ese tiempo el mecenas de Ramírez Corzo ha sido Morales Gil.

Todavía durante esta administración de Enrique Peña Nieto Solar Turbines ha seguido ganando negocios. Tan solo en los primeros tres meses de este año Pemex, ya con Emilio Lozoya Austin a la cabeza, Ramírez Corzo tiene contratos en la bolsa por mil 500 millones de pesos.

Los contratos que rebasan los mil millones de pesos son cuatro. Dos de ellos fueron adjudicados en 2010. Uno es el número 4123908019, por dos mil 118 millones de pesos, monto que es el mayor de los negociados entre PEP y Solar.

El contrato 4123908036 de diciembre del 2010 fue por otros mil 94 millones de pesos, y el 4123928004 de marzo de 2012 por mil 569 millones de pesos más. En tanto que el 4123928010, de mayo de 2012, fue por mil 311 millones de pesos adicionales.

Los representantes de Solar en México, además de Ramírez Corzo, eran José Carral y Ernesto Rubio del Cueto. Cuando aquél entró a Pemex dejó el timón a Jaime Rivera. Tras su salida de Pemex, el empresario hizo un aumento de capital y sacó a Carral y a Rubio del Cueto.

Hoy Ramírez Corzo es socio de José Antonio Cañedo White y Gonzalo Gil, cuñado e hijo, en cada caso, del ex secretario de Hacienda Francisco Gil Díaz, en la empresa Oro Negro. Ahí mismo acaba de incorporarse Juan José Suárez Coppel, el otro ex director de Pemex.

Todos ya se aprestan a participar en los nuevos negocios de Petróleos Mexicanos.

Pelean los Jenkins

El conflicto en la Fundación Mary Street Jenkins, con una fortuna superior a 900 millones de dólares, está creciendo.

Guillermo Jenkins de Landa se opone a las políticas administrativas de su hermano Roberto. Se denuncian irregularidades en la aplicación del patrimonio. El caso más reciente es la sociedad Reforma Bicentenario, cuyo titular en 99% es la propia institución conformada apenas por siete miembros.

Se invirtió en un activo diferente a los autorizados por patronatos y donde al parecer Roberto cometió desfalco de 20 millones de dólares. Hablamos de un predio en Paseo de la Reforma 180.

Inversionistas orquestados por Roberto Jenkins de Landa y con dinero de la Fundación solicitaron un préstamo de 28 millones de dólares para comprarlo, vía un vehículo societario y después lo vendieron a Reforma Bicentenario en 43 millones de dólares. Al ser Guillermo obstáculo para la comisión de esos hechos, Roberto consiguió removerlo de la Fundación y de Reforma Bicentenario. Le adelanto que Guillermo ya prepara acciones legales.

Perfilan licitantes

No cabe duda que alguien le está hablando a Enrique Peña Nieto de las bondades del capital chino.

Cosa de ver que en siete meses se han concretado tres giras de alto nivel. La más reciente fue la semana pasada y contó con la participación de los secretarios de Relaciones Exteriores, José Antonio Meade, y de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza. Éste último fue el que prolongó más su estancia.

Regresó el fin de semana y lo acompañaron los directores de Puertos, Guillermo Ruiz de Teresa, y de Transporte Ferroviario Multimodal, Pablo Suárez. Un dato interesante fueron las constructoras invitadas y que pudieran perfilarse para las próximas licitaciones de puertos y trenes rápidos de pasajeros.

Considere primeramente a Grupo HIGA de Juan Armando Hinojosa, GIA de Hipólito Gerard, Prodemex de Olegario Vázquez, y Pierdant Group, del empresario avecindado en Miami, Ricardo Pierdant.

Acotan a Burillo

Fíjese que Alejandro Burillo está demandando ciertos “derechos de superficie” del aeródromo de Tulum.

Hace ya un tiempo le platiqué de los intereses que el dueño de Grupo Pegaso tiene en Quintana Roo. En Cancún posee el equipo de futbol Atlante y en Bacalar echó a andar una fábrica de estevia.

Burillo quiere detonar un ambicioso complejo de residencias para retirados estadunidenses cerca de Tulum y cabildea políticamente para que le den el aeródromo que pertenece a la Marina Armada de México. En su momento hizo lobbying con el anterior gobernador, Félix González Canto, y ahora lo hace con Roberto Borge. Pero todo indica que los planes de la SCT de Gerardo Ruiz Esparza son otros, máxime por el Tren Transpeninsular y su ramal a Cancún.

Infonavit: ¿1, 300 mdp?

Habrá que estar pendientes con el Infonavit. Y es que en medio de la crisis que viven Homex de Eustaquio de Nicolás, Geo de Luis Orvañanos y URBI de Cuauhtémoc Pérez Román, en el último consejo de esa institución dirigido por Alejandro Murat se habría autorizado una partida de mil 300 millones de pesos.

Lo que no quedó claro es si se etiquetaron para apuntalar la nueva política de vivienda que impulsa la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, que comanda Jorge Carlos Ramírez Marín, o como gasto corriente del organismo.

En el medio se teme lo último y se afirma que el nuevo Infonavit está conformando una superestructura como en los mejores tiempos del pasado. Se habla de más de 200 nuevas personas que se van a contratar.

 

Síguenos en Twitter @DineroEnImagen y Facebook, o visita nuestro canal de YouTube

Más de Darío Celis
PUBLICIDAD
Lo que pasa en la red: