Pacto en aviación ejecutiva

Fabio Rebello, vicepresidente regional para Latinoamérica de Bombardier (izquierda), y Arturo Ortega Olivé, presidente de Aerolíneas Ejecutivas, presentaron ayer el modelo Global 6000, cuyo valor ronda los 60 millones de dólares. Foto: Jaime Boites

Fabio Rebello, vicepresidente regional para Latinoamérica de Bombardier (izquierda), y Arturo Ortega Olivé, presidente de Aerolíneas Ejecutivas, presentaron ayer el modelo Global 6000, cuyo valor ronda los 60 millones de dólares. Foto: Jaime Boites

CIUDAD DE MÉXICO.- Aerolíneas Ejecutivas concretó una alianza con el fabricante canadiense Bombardier Aerospace para convertirse en su representante de ventas de aviones ejecutivos en México.

Arturo Ortega Olivé, presidente de Aerolíneas Ejecutivas, indicó que el objetivo de la compañía será colocar ocho aviones al año de los modelos Learjet, Challenger y Global.

Entre ellos se encuentra el Global 6000, cuyo valor se estima hasta en 60 millones de dólares, y que la compañía presentó este miércoles en el Aeropuerto Internacional de Toluca (AIT).

Según el ejecutivo, esta aeronave tiene una capacidad de volar sin escalas entre Toluca y París, Francia, o bien de Los Ángeles, California, a Tokio, Japón.

“Tomamos la marca de Bombardier para representarlos con los clientes potenciales en el país”, explicó.

El ejecutivo destacó que para el cierre de 2013, Aerolíneas Ejecutivas estima concluir con un resultado de 16 mil horas de vuelo para superar las 13 mil del año pasado con servicios en toda la República, Estados Unidos, Centro y Sudamérica.

Agregó que su cartera de clientes ronda los 250, entre empresas y particulares.

Actualmente, la participación de Aerolíneas Ejecutivas es de alrededor de 40 por ciento en el mercado de aviación ejecutiva en el país.

Mejor regulación

Ortega dijo que la nueva administración a cargo de la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC) está realizando la correcciones pertinentes a la aviación privada de modo que se eliminen prácticas que no deberían existir en el sector y que al final lo dañan a todo en su conjunto.

“Somos una compañía de servicio público de transporte aéreo igual que lo que podría ser Aeroméxico con todas las regulaciones, sólo que los vuelos no son regulares. Tenemos cinco bases en todo el país con una flota de 55 aviones”, aclaró.

Destacó que también ha habido avances en la conformación del Consejo Consultivo para la Aviación Privada, pero “aún hay cosas por hacer”.

“Tenemos confianza en que las autoridades tomarán cartas en el asunto; sin embargo, hace falta un mejor presupuesto para la DGAC ya que necesitan un número importante de personal para controlar la aviación ejecutiva, que es considerablemente grande si se tiene en cuenta que México compite por el segundo lugar en utilización de jets privados contra Brasil, y sólo detrás de Estados Unidos”, comentó Arturo Ortega.

El directivo agregó que la falta de capacidad, como sucede en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, no sólo merma el crecimiento de la aviación
comercial, sino también de la privada, que tuvo que salir de esta terminal desde hace 15 años.

“Fue un proceso doloroso, salimos del AICM y nos venimos a Toluca, pero México sigue creciendo, por lo que se espera que en breve se anuncie el nuevo aeropuerto.”

Bombardier se expande

Por su parte, Fabio Rebello, vicepresidente regional para Latinoamérica de Bombardier, detalló que el avión Global 6000 vuela 13 horas sin escalas con ocho pasajeros a bordo y es uno de los más grandes. Añadió que próximamente la compañía ofrecerá el nuevo Learjet 85, cuyo fuselaje y otras piezas se manufacturan en México.

Afirmó que México es uno de los mercados con mayor potencial para la compra de estos aviones en Latinoamérica.

Se prevé que esta región consumirá mil aviones ejecutivos en los próximos 10 años. La penetración de Bombardier en el mercado de aviones ejecutivos en México es de 25 por ciento.

Videos Recomendados

Lo que pasa en la red: