Elevar el salario mínimo, por una sola ocasión: Bancomer

El análisis del banco, bien fundamentado, exige revisar la productividad como una vía para absorber los costos y generar mayor valor agregado.

El debate del salario mínimo ya prendió, y lo hizo por una sencilla razón: la percepción mínima perdió poder adquisitivo en los últimos 20 años, y se encuentra por debajo de la línea de la pobreza.

Sin embargo, la propuesta lanzada por Miguel Ángel Mancera, jefe de Gobierno del DF, no encanta al sector privado ni al Banco de México, al considerar que elevar los salarios mínimos harán que los empresarios repercutan el mayor costo en sus precios y habría inflación. De ahí que Bancomer, el principal banco del país, lo diga en su análisis: si hay que elevarlos, que sea por una sola ocasión.

Piden revisar productividad, educación y formalidad

Ojo, el análisis de Bancomer, bien fundamentado, también exige revisar la productividad como una vía para absorber los costos y generar mayor valor agregado, y así poder ir aumentando el salario de manera conjunta.

Y como segunda condición, pone sobre la mesa lo básico: una mejor educación para mejorar la calidad de mano de obra y su aportación.

Pero desde luego abre la posibilidad de aumentar el salario mínimo: “En el caso de que se contemple la medida de elevar el salario mínimo, lo deseable sería aumentar el salario en una sola ocasión de manera que el impacto en inflación se presente solamente de forma termporal y no se altere la trayectoria de los precios”.

Coparmex, hay riesgos de alzas de todos

Tras más de un mes de un debate abierto sobre el salario mínimo, la postura empresarial es clara: no aumentarlo sin revisar la productividad y la formalidad.

El sindicato patronal, que es la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), señala el riesgo de que los demás trabajadores que ganan más que el mínimo, quieran las mismas alzas que el mínimo.

Alerta en créditos Infonavit, cuotas al IMSS

Mientras que el gobierno federal ha dejado entrever todos los problemas que habría con un alza en el mínimo: aumentarían las partidas presupuestales para los partidos politicos (que de por sí salen caros), elevaría el costo de los créditos de trabajadores que utilizan el Infonavit; subirían las cuotas que pagan los empresarios al Seguro Social. Todos están ligados al salario mínimo.

Que se cree otro salario

De ahí la propuesta de Salomón Chertorivski y de Patricia Mercado, secretarios del gobierno capitalino, quienes lanzan una salida al problema de tener ligados los salarios mínimos a varias partidas o multas que no tienen que ver nada con el salario mínimo.

Proponen crear otro salario mínimo, que se llame de manera distinta y dejar el actual donde está para no modificar más de 100 leyes.

Sin embargo, los empresarios ven un punto inamovible: defender la Comisión Nacional de Salarios Mínimos como un órgano tripartito, donde todos pueden concertar el aumento salarial.

El hecho es que la discusión del salario mínimo prendió porque las percepciones han perdido poder adquisitivo, con todo y estabilización. Y seguimos siendo una economía muy desigual, incluso dentro de la economía formal.

150 solicitudes para sello nutrimental en Cofepris

Vaya que a los productores de comida con alta densidad calórica les dolió no poderse anunciar en horarios infantiles. ¿Cuántos años vimos elefantes, Panchos o gatos que tomaban un cereal,  chocolate o botanas y se transformaban en superhéroes?

Muchas empresas supuestamente hicieron su autorregulación. No funcionó: sacaron algunos comerciales, pero hasta ahí. La barra infantil seguía llena de mentiras para hacer consumir a los niños y adolescentes comida con alta dénsidad calórica.

Sin embargo, la legislación abrió un recoveco para salir del atolladero. Aquella comida que quiere volverse a publicitar en horario infantil debe pasar exámenes de laboratorio para atestiguar que no sólo engordan, sino que tienen nutrientes.

Hasta la fecha, la Cofepris, a cargo de Mikel Arriola, sólo le ha dado el sello nutrimental a la leche Liconsa (sí, la del gobierno).

En fila encontramos a otros 150 productos que ya tocaron las puertas de la Cofepris para obtener el sello nutrimental.

No lo han logrado y la Cofepris que es un buen filtro, tampoco está dispuesta a regalar los sellos nutrimentales. Pero sí podría ser que algunos productos, como por ejemplo los yogurts, logren pasar los filtros para obtener el sello nutrimental y regresar a tener anuncios en horarios infantiles.

 

Síguenos en Twitter @DineroEnImagen y Facebook, o visita nuestro canal de YouTube

Más de José Yuste
PUBLICIDAD
Lo que pasa en la red: