Alerta Luis Videgaray sobre guerra de divisas

El diario Financial Times retomó la advertencia de Videgaray, resaltando el hecho de que México tiene un mercado cambiario de flotación, a diferencia de otros países como China.

Jueves negro se vivió ayer en los mercados afectados por la contracción económica en China, el desplome de las bolsas asiáticas y la devaluación del yuan. El dólar superó la barrera de los 18 pesos, al cerrar en 18.05 al menudeo, mientras que la mezcla mexicana descendió a 24.11 dpb y el IPC de la Bolsa Mexicana de Valores perdió 2.47 por ciento.

En medio de la turbulencia de los mercados, el secretario de Hacienda, Luis Videgaray, dio ayer la nota tras su participación en la XXVII Reunión de Cónsules y Embajadores, y advertir sobre una guerra de divisas propiciada por la devaluación del yuan por parte del gobierno chino que, en efecto, fue una de las causas de la caída bursátil global que se volvió a vivir ayer.

El diario Financial Times retomó la advertencia de Videgaray sobre la guerra de divisas, resaltando el hecho de que México tiene un mercado cambiario de flotación, a diferencia de otros países como China, que sí intervienen directamente en el mercado. Subraya también que México se ha visto beneficiado por la devaluación del peso frente al dólar porque ha abaratado el costo de sus productos de exportación, y no se han registrado presiones inflacionarias.

Y, en efecto, pese a la devaluación del peso, la inflación al cierre de 2015 que reportó ayer el Inegi fue de 2.13% anual, que es la histórica más baja, pero con un dólar arriba de 18 pesos sí se ve muy difícil que los empresarios continúen absorbiendo el impacto de la devaluación.

En este sentido, la encuesta mensual de expectativas de Banamex prevé que la inflación general anual registre un fuerte repunte y Enrique Solana, presidente de la Concanaco, señaló que habrá incrementos en precios de productos que utilizan insumos importados en su fabricación si continúa el dólar en niveles superiores a 18 pesos.

DESINDEXACIÓN DEL SALARIO MÍNIMO

La Comisión Permanente del Congreso realizó la declaratoria de constitucionalidad de la reforma a los artículos 26, 41 y 131 de la Constitución, que crea la nueva Unidad de Medida y Actualización, UMA, finalmente desindexa el salario mínimo de pagos de multas, sanciones, prerrogativas de partidos políticos y  múltiples leyes. La reforma fue aprobada por 22 congresos estatales y fue ya turnada al Ejecutivo para su promulgación.

Lo que llamó la atención es que ahora varios partidos pretenden adjudicarse la iniciativa de desindexación del salario mínimo que, desde luego, busca elevar el poder adquisitivo de los trabajadores. Por más que hoy surjan diversos “padres” de la iniciativa, quienes pusieron el tema en la opinión pública fueron —sin lugar a dudas— Miguel Ángel Mancera, jefe de Gobierno del DF, y Salomón Chertorivski, que insistieron en la necesidad de elevar el salario mínimo y desvincularlo del pago de multas y sanciones.

Cierto que la iniciativa de la creación de la UMA fue presentada desde fines de 2014 por el presidente Peña Nieto, pero primero Mancera logró que se aprobara la desvinculación del salario mínimo en el Distrito Federal.

Lo que falta ahora es que se cumpla el objetivo de incrementar el salario, lo que implicará la desaparición de la Comisión Nacional de Salarios Mínimos, que este año aprobó un raquítico aumento de 4.2 por ciento.

INFONAVIT, AÚN ACÉFALO

Se esperaba que el presidente Enrique Peña Nieto anunciara en diciembre el nombramiento del nuevo director general del Infonavit, que sustituirá a Alejandro Murat, quien renunció para buscar ser candidato del PRI para la gubernatura de Oaxaca.

Desde hace semanas se afirma que Jesús Cano Vélez, actual director de Sociedad Hipotecaria Federal, será el nuevo director del Infonavit, pero el nombramiento se ha retrasado en forma inexplicable porque, desde el inicio de su administración, Peña Nieto ha insistido en que la industria de la vivienda es una de sus prioridades. Y, desde luego, el Infonavit es uno de los más importantes jugadores en el sector y no debe mantenerse acéfalo más tiempo, porque frena la toma de decisiones y su actividad.

Y, por cierto, uno de los programas del Infonavit que avanzan a paso de tortuga es el cambio de créditos que hoy están ligados a salarios mínimos y que deberán pasar a pesos para que el incremento al salario no se traduzca en mayores pagos para los trabajadores.

 

Síguenos en Twitter @DineroEnImagen y Facebook, o visita nuestro canal de YouTube

Más de Maricarmen Cortés
PUBLICIDAD
Lo que pasa en la red: