¿Qué haría Banxico si la depreciación le pega a la inflación?

Agustín Carstens consideró que el tipo de cambio “está haciendo su trabajo” de ayudar a la economía a absorber choques externos. Foto: Archivo

Agustín Carstens consideró que el tipo de cambio “está haciendo su trabajo” de ayudar a la economía a absorber choques externos. Foto: Archivo

CIUDAD DE MÉXICO.- El gobernador del Banco de México, Agustín Carstens, descartó por el momento ampliar las subastas de 400 millones de dólares, no obstante que ayer el peso alcanzó otro mínimo histórico.

Haz clic para agrandar

 

Las preocupaciones de los inversionistas por el crecimiento económico mundial y el fuerte descenso de los precios internacionales de los energéticos impulsaron al dólar.

En ventanilla bancaria, la divisa estadunidense se cotizó en 19.15 pesos, con una apreciación de 0.26 por ciento, mientras que en su modalidad interbancaria se colocó en 18.8495 pesos, con un avance de 0.29 por ciento, de acuerdo a cifras del Banco de México.

Carstens expresó en una entrevista radiofónica que “mantener el ritmo de intervención a los niveles actuales es adecuado y ultimadamente es una determinación conjunta entre la Secretaría de Hacienda y el Banco de México, y lo que tenemos que hacer es tener una política fiscal y monetaria más conservadoras”.

Consideró que el tipo de cambio “está haciendo su trabajo” de ayudar a la economía a absorber choques externos mientras que la depreciación también hará más competitiva la planta productiva y las exportaciones de México, compensando el impacto de una salida de capitales sobre la balanza de pagos.

El tipo de cambio ha sobrerreaccionado, como lo hemos dicho y una vez que se establezca, que se asiente el polvo, es posible que el peso se aprecie hacia adelante”, auguró.

Riesgos

Carstens advirtió que Banxico seguirá muy de cerca algún probable traspaso del tipo de cambio a los precios, lo cual, de detectarse, sí sería un disparador de mayores tasas de interés en el país.

Al cierre de la jornada de ayer el peso se colocó como una de las monedas más depreciadas entre los principales cruces del dólar, después de que el petróleo se ubicara en niveles mínimos.

 

El crudo, a la baja

El petróleo intermedio de Texas (WTI) bajó 5.89 por ciento a 27.94 dólares el barril, por primera vez por debajo de los 28 dólares desde septiembre de 2003. En tanto, el Brent cerró en el mercado de Londres en 30.32 dólares, con una baja de 7.70 por ciento.

Por su parte, el principal índice de la Bolsa Mexicana de Valores, el IPC, cerró en 42 mil 399.19 unidades, lo que significó un retroceso de 0.88 por ciento, acumulando una caída de 3.09 por ciento durante las últimas tres sesiones.

En Estados Unidos los principales índices registraron una baja marginal: el Dow Jones retrocedió 0.08 por ciento a 16 mil 14.38 puntos y el S&P cayó 0.07 por ciento a mil 852.21 unidades.

Los mercados accionarios en el mundo vuelven a registrar nerviosismo por el desempeño de la economía global.

La Agencia Internacional de Energía borró todo tipo de expectativas de una posible recuperación en los precios del petróleo, luego de que advirtiera que hay un exceso de producción del energético y una débil demanda de los commodities, que continuará durante el año.

También te podría interesar
PUBLICIDAD
 Videos recomendados
Lo que pasa en la red: