¿Qué pasa con la paridad peso-dólar?

El Vie, 12 de Febrero de 2016, por Alicia Salgado
Alicia Salgado
Alicia Salgado

Columnista de Excélsior.

Mire, se dice que una parte de los ajustes que ha tenido desde finales del año pasado a la fecha tiene que ver con especulación porque la política monetaria del Banco de México se volvió predecible.  Y cuando algo así sucede, pues incorporan el algoritmo cambiario al momento de la subasta y los montos y usan la ganancia para apostar en sus hedges  en otras monedas.

La otra es la famosa debilidad de Pemex y aún cuando ahora la dirige un doer –así le dicen en muchos reportes a Pepe Toño González Anaya, en quien confían para reducir costos y  ordenar las finanzas de Pemex sin poner en juego las finanzas públicas, no paran la masacre.

A eso sume, el conundrum regulatorio que se ha mostrado en toda su dimensión esta semana (se define en mercados financieros como una situación compleja, disruptiva, no esperada  y de difícil solución) con el caso de Deutsche Bank, el principal banco comercial alemán, pero que cimbra aquí y allá a todo el sistema regulatorio construido en la postcrisis de 2008.

¿Por qué? El banco utilizó las obligaciones subordinadas que fueron construidas para fortalecer su capital cuando fuese necesario para apoyar su balance, pero al hacer la conversión el precio del bono se precipitó y con ello la acción se desplomó provocando una fuerte corrida contra la institución y de paso, contaminó a prácticamente todas las instituciones bancarias globales.

La conversión de la obligación subordinada en capital mostró que lo que fue construido en el seno del comité de Basilea para fortalecer la solvencia, lejos de ser contracíclico resultó procíclico y, como nunca, se había probado en momentos de estrés financiero en una de esas instituciones To Big Too Fail, afectada por el proceso de derisking (salirse de mercados y regiones donde la ganancia esperada puede ser menor que la multa posible por mantener operaciones ahí) y el aumento de su cartera vencida ligada a los préstamos en empresas de mercados emergentes.

En este escenario, el peso líquido, flexible y apoyado por la Línea Contingente del FMI, que dirige Christine Lagarde, es una de las presas comibles en un mercado en el que lo único seguro es volar hacia la calidad, y la calidad no es necesariamente lo que en la ortodoxia económica se describiría en la crisis del 95-98 de mercados emergentes.

En pocas palabras, la Comisión de Cambios, que preside el secretario de Hacienda y Crédito Público, Luis Videgaray, y en la que participa el Banco de México, ha decidido ser ortodoxa en un mundo donde las reglas cambian sin anticipar.

Mediante el mecanismo de subasta diaria se han destinado poco más de 22 mil millones de dólares de la reserva internacional desde que se implementó y si ha notado desde que se anunció el nuevo tramo, comenzó a acelerarse la depreciación del peso porque está atrapada en el fenómeno de la “predictibilidad”.

Esto implica que al ser conocida la regla, los traders la han incorporado al algoritmo que usan para hacer hedge en otras monedas y lo que en principio funcionó para ordenar, hoy es usado por los corredores para financiar apuestas contra las demás monedas. Todo es predecible y explica los brincos, los spreads secundarios, el brinco en el mercado de CDS. ¿O no?

La segunda apuesta ha comenzado a subir de tono: Banco de México tendrá que subir la tasa, premiar el riesgo de mantenerse en pesos.  Igual hay una gran tenencia de residentes externos en pesos.

Sabe que me hizo suponer que es cierto lo que dicen: ¡comparen el real!, mientras el peso se ha devaluado en 10 por ciento frente al dólar, de enero a la fecha, el real apenas un dos por ciento. ¿A poco Brasil tiene mejor condición estructural que México?

La otra es la crisis política de Pemex, porque finalmente ocurrió lo que se evitaba: Pemex se pretrobrasilizó. La llegada de Pepe Toño González ha recibido los mejores comentarios, porque se le reconoce como un doer  (el que ejecuta), que entiende la delgada línea entre finanzas públicas y lo que debe hacer en Pemex.

Pero los tiempos políticos no corresponden a los tiempos del mercado y si se tardan en decir cómo, cuándo y cuánto se realizará el ajuste y la capitalización en Pemex, el efecto seguirá en el comportamiento de los spreads corporativos de la empresa pública en el secundario.

DE FONDOS A FONDO

Juan Pablo Newman, el  CFO de Pemex,  debe dar a conocer el  reporte de resultados del cuarto trimestre de 2016 y cierre del año al 31 de diciembre de 2015, y con ello, presentar la guía para este año —revisada porque fue construida y autorizada en la Ley de Ingresos de Hidrocarburos y aprobada por el Congreso— en condiciones de tipo de cambio y precio del crudo tan distintas, que los ingresos caen 300 mil millones y sus pérdidas montan de 132 mil 693 millones de pesos a poco más de 146 mil 856 millones de pesos, de acuerdo con el Seguimiento Presupuestal. El 26 de febrero es el call con inversionistas. ¡Buena oportunidad!

Humo blanco en la vicepresidencia de bancos “D”. Emilio Romano, presidente y director general de Bank of America, será quien acompañe a Luis Robles Miaja en la Comisión Ejecutiva, representando a la banca internacional. En el caso de los bancos “C”, todo apunta a que quien releve Luis Peña será Enrique Zorrilla, de Scotiabank.

 

Síguenos en Twitter @DineroEnImagen y Facebook, o visita nuestro canal de YouTube

Lo que pasa en la red: