6 cosas que debes saber si vas a mudarte con tu pareja

Rentar un departamento con tu pareja lleva una relación al siguiente nivel y al mismo tiempo la pone a prueba, ¿serás capaz de pasarla? Foto: Especial

Rentar un departamento con tu pareja lleva una relación al siguiente nivel y al mismo tiempo la pone a prueba, ¿serás capaz de pasarla? Foto: Especial

Somos un sitio especializado en economía, finanzas y tecnología que ofrece contenidos para volver innovadores a nuestros lectores.

CIUDAD DE MÉXICO.- Rentar un departamento con tu pareja es la clase de cosa que lleva una relación al siguiente nivel y que al mismo tiempo la pone a prueba. Es en esta etapa de vivir en concubinato que las relaciones se solidifican o se rompen, y termina por definir muchas dinámicas de pareja en el hogar para años venideros.

Cada vez más son las parejas que deciden darse este periodo “de prueba” antes de dar el salto al matrimonio. De 2000 a 2010 el número de matrimonios entre personas entre 20 y 29 años cayó de 40 a 27.9%, y el número de parejas que tomaron la decisión de vivir juntas sin casarse aumentó de un 15.2 a un 23%, esto de acuerdo con el estudio Tipos de familia y bienestar de niños y adultos, elaborado por el doctor Fernando Pliego, del Instituto de Investigaciones Sociales de la UNAM.

Es un periodo ya de por sí delicado en donde debes poner especial atención y cuidado a tu relación. Pero si encima le sumas a esto el estrés de tener que resolver cuestiones imprevistas del día a día, su idílico experimento puede terminar en desastre y poner una presión extra en tu relación.

Para que puedas enfocar todas tus energías en la nueva etapa de tu relación y empieces con el pie derecho la aventura de comenzar a vivir con tu pareja, te presentamos algunos consejos prácticos, de acuerdo con el portal inmobiliario Propiedades.com.

 

Conozcan la zona

Recorran el barrio de su posible nuevo hogar y pongan atención a los negocios que pueden encontrar. ¿Cuánto tendrán que recorrer para llegar al supermercado más cercano? ¿Dónde están los hospitales, dentistas o farmacias de la zona? ¿Qué lugares hay para salir a comer o divertirse en fin de semana? Son algunas de las preguntas que deberán responder tú y tu pareja durante su exploración inicial del terreno de su futuro hogar.

La cercanía de facilidades como parques, mercados o medios de transporte, sin duda serán un gran punto a favor de la zona, por lo que también debes considerar esta clase de factores al momento de tomar la decisión.

 

Revisen todo en el departamento

No dejen ni un centímetro sin revisar. Revisen que todo funcione y que no haya nada roto o en mal estado, abran cada una de las llaves del departamento y dejen el agua correr por un tiempo si es necesario. No querrán que llegado el momento de pasar su primera noche en casa se den cuenta demasiado tarde que las tuberías están tapadas o que en la sala donde esperaban pasar su primera tarde de películas hay tan solo un enchufe que ni funciona.

Si encuentran desperfectos tomen nota de ellos y hablen del tema con su arrendatario para que llegado el momento de habitar su nuevo espacio todo esté solucionado o por lo menos lleguen a un acuerdo monetario al respecto.

 

Cuidado con las letras pequeñas

Revisen con cuidado el contrato y en caso de considerarlo necesario busquen negociar con el arrendatario. Cosas como el precio del alquiler, el aumento anual de la renta, la reparación de los desperfectos de la propiedad y los futuros gastos por reparaciones, son algunos de los puntos que pueden negociarse.

Tengan especial cuidado en este punto, pues si no lo revisan con cuidado les puede causar problemas financieros a futuro. En Internet hay algunos machotes de contrato de arrendamiento que pueden utilizar y que les facilitarán esta parte del proceso.

 

Consideren el espacio

Podría sonar contradictorio, pero al vivir juntos es importante que cada uno tenga su espacio y momentos personales. Después de todo, irte a vivir con tu pareja no significa para nada convertirse en su hermano siamés. Dentro de lo posible, busquen rentar un inmueble con más de una habitación. Un estudio, sala de estar o cuarto de entretenimiento pueden hacer toda la diferencia en la dinámica de una relación.

 

¿Quiénes son los vecinos?

Antes de mudarse pregunten quiénes son los vecinos y qué tal está la zona. Tal vez haya escuelas, un aeropuerto o fábricas cerca que interrumpan la paz del silencio y terminen por arruinar su idílica experiencia viviendo juntos. Pregunten quiénes son los vecinos para identificar posibles problemas o puntos en común que pudieran tener. Tal vez son problemáticos o, por el contrario, pueden resultar ser otra joven pareja que se dedica a lo mismo que ustedes y será el inicio de una larga amistad. Lo importante es preguntar.

 

Hay que hablar de dinero

“Cuentas claras, amistades largas”, reza el dicho, y lo mismo aplica para las relaciones. Antes de mudarse establezcan con claridad cómo se dividirán los gastos del departamento y qué porcentaje de sus salarios dedicarán a la renta. Lo ideal es que no gasten más del 30% de su ingreso conjunto en rentas y que tengan bien en claro la división de los gastos.

*livm

Videos Recomendados

Lo que pasa en la red: