Lo que sí y no debes comprar a meses sin intereses

Si vas a endeudarte, cuida que sea por bienes que duren más que el tiempo que pasarás pagándolos. Foto: Getty

Si vas a endeudarte, cuida que sea por bienes que duren más que el tiempo que pasarás pagándolos. Foto: Getty

Somos un sitio especializado en economía, finanzas y tecnología que ofrece contenidos para volver innovadores a nuestros lectores.

CIUDAD DE MÉXICO.- Comprar a meses sin intereses es una forma más que te puede ayudar a lograr tus metas financieras. Puedes aprovechar estas ofertas para que puedas tener liquidez y tranquilidad en caso de alguna emergencia. 

Te sugerimos: Lo que tienes que gastar en adaptadores de Apple

Entre sus beneficios, hacer compras con este tipo de promociones es muy tentador, porque en lugar de que gastes una fuerte cantidad de golpe puedes diferirlo durante cierto periodo. 

Sin embargo, es recomendable que tomes en cuenta que no todas las ofertas te pueden convenir. 

Uno de los aspectos más relevantes que necesitas considerar antes de utilizar tu tarjeta de crédito con este tipo de promociones es que no te conviene comprar algo que cuando termines de pagar ya no tenga un uso útil, advierte la Comisión Nacional para la Protección y  Defensa de los Usuarios de Servicio Financieros (Condusef).

Es decir, si vas a endeudarte, cuida que sea por bienes que duren más que el tiempo que pasarás pagándolos, como una lavadora, un colchón, una sala o un refrigerador.

Te puede interesar: Aprende cómo leer el estado de cuenta de tu tarjeta de crédito

Por ejemplo, si compras una computadora a 48 meses sin intereses, y al paso de un año se descompone o se vuelve obsoleta, la compra no fue muy conveniente. Lo mismo sucede con regalos, compras navideñas, ropa y especialmente comida.

Si requieres adquirir algo a meses, que tendrá una vida útil relativamente corta, trata de que sea por menos de un año. De otra manera, llegará el siguiente año, sin que hayas terminado de pagar algo que tal vez ni siquiera uses para entonces.

Recuerda

Cubre los pagos de tu tarjeta en tiempo y forma, ya que si te atrasas, tu deuda aumenta, y ya no será sin intereses. 

Si tienes algún dinero extra como tu aguinaldo, trata de pagar el doble del pago mínimo, para reducir tu deuda más rápido. 

Para tener un mayor control, incluye estos pagos dentro de tu presupuesto.

Compra sólo lo que consideres necesario, y no escojas plazos demasiado largos.

¡Cuidado! no todo se libra de los intereses 

Toma en cuenta que también existen las compras a meses con interés fijo, lo que significa que la tienda te divide el pago en mensualidades, pero agrega un interés fijo, el cual depende del plazo que escojas. 

Antes de firmar, revisa con mucha atención el precio final de tu compra. Si es una suma mucho mayor al precio original, reconsidéralo, probablemente no te convenga.

 

 

kgb 

Videos Recomendados

Lo que pasa en la red: