Lo que Toyota respondió a la amenaza de Donald Trump

La empresa aseveró que espera colaborar con la administración de Trump para servir en el mejor interés de los consumidores y de la industria automotriz.Foto: Reuters

La empresa aseveró que espera colaborar con la administración de Trump para servir en el mejor interés de los consumidores y de la industria automotriz.Foto: Reuters

Somos un sitio especializado en economía, finanzas y tecnología que ofrece contenidos para volver innovadores a nuestros lectores.

CIUDAD DE MÉXICO.- La empresa automotriz japonesa Toyota Motor respondió a la amenaza que hizo el  presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, de imponerle un fuerte arancel si construye sus modelos Corolla para el mercado estadounidense en una nueva planta en México.

Te sugerimos: Trump amenaza a Toyota con "altos impuestos" si construye planta en México

En un comunicado, la empresa recuerda sus compromisos comerciales con Estados Unidos por casi 60 años.

El volumen de producción o el empleo en Estados Unidos no disminuirá como resultado de nuestra nueva planta en Guanajuato, anunciada en abril de 2015", aclaró la compañía automotriz.

La empresa aseveró que espera colaborar con la administración de Trump para servir en el mejor interés de los consumidores y de la industria automotriz.

Destacó que Toyota actualmente tiene una inversión directa de 21,900 millones de dólares en Estados Unidos, 1,500 concesiones y genera 136,000 empleos en el país norteamericano.

Tras el mensaje de Trump, su última acción en contra de las automotrices que construyen sus vehículos en México, a media jornada, las acciones de la firma nipona en la Bolsa de Nueva York caían un 0.5%, a 120.45 dólares.

El presidente de Toyota, Akio Toyoda, había comentado más temprano que su compañía no tiene planes inmediatos para reducir su producción en México, ya que prefieren esperar a que Trump asuma la presidencia el próximo 20 de enero antes de decidir si tienen que hacer algún cambio.

Te puede interesar:  El tuit de Trump que espantó a GM

Los fabricantes de automóviles en Estados Unidos han recibido críticas de Trump por construir vehículos en fábricas de costos más bajos al sur de la frontera, algo que en su opinión afecta al empleo en Estados Unidos.

La presión para frenar esa práctica de las empresas se intensificó esta semana, después de que Ford Motor Co dio marcha atrás en sus planes de construir una planta de ensamblaje en México valorada en 1.600 millones de dólares tras la duras críticas de Trump.

No obstante, la compañía seguirá adelante con sus planes de enviar desde Michigan a México su producción de autos pequeños.

Trump dijo también que podría imponer aranceles a General Motors Co por los vehículos que fabrica en México para el mercado estadounidense y que le gustaría renegociar los términos del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) firmado con Canadá y su vecino del sur, o eliminarlo por completo.
 

kgb 

Videos Recomendados

Lo que pasa en la red: