Los ganones del IMSS

He aquí los resultados precisos de la megacompra consolidada de medicamentos del IMSS de 2016. Como es conocido, el organismo llevó a cabo siete eventos: tres nacionales y cuatro bajo tratados internacionales. Fueron cinco licitaciones de medicamentos y dos de material de curación.

En conjunto significaron no los cerca de 50 mil millones de pesos que le decía ayer. Estos eventos van a implicar el desembolso de 29 mil 181 millones de pesos donde Dimesa de Alejandro Álvarez, Fármacos Especializados de José Antonio Pérez Fayad y CPI de Gerardo Morán fueron los ganones.

Se jugaron mil 178 claves, de las que Dimesa ganó 237 por exactamente seis mil 899 millones de pesos, Fármacos Especializados 94 claves por seis mil 336 millones y CPI con 111 claves y contratos por otros cuatro mil 561 millones de pesos. Pero atrás de ellos vienen otros siete grupos más.

De los más relevantes apunte a Maypo de Carlos Arenas con 16 claves y mil 15 millones de pesos, Ralca de Alberto Ramírez de Aguilar con 18 y 975 millones, Ragar de Ernesto Obregón con 32 claves y 840 millones y Pego de Efrén Ocampo con 25 claves y 614 millones de pesos.

Más abajo considere a HISA con siete claves y 532 millones, Dibiter de Ernesto Arvizu 21 claves y 526 millones y Probiomed de Jaime Uribe con dos claves y 524 millones de pesos. La instancia que dirige Mikel Arriola acaba de asignar más contratos, pero de medicamentos de patentes.

En este rubro, que es menor en términos de claves licitadas, pero mucho mayor por monto de importe económico, el proceso estuvo muy interesante. Ya le daremos detalles.

VA FRESENIUS

Y a propósito del IMSS, ¿se acuerda del pleito que trae con Fresenius? Acusa al proveedor de no honrar la compra de hemodiálisis en una licitación que ganó en octubre de 2015.

La firma que dirige Alfredo Merino empezó la subasta en 500 pesos la unidad y se tiró hasta debajo de 280 pesos. Cuando se percató del impacto en sus finanzas se retractó. El IMSS tenía hasta noviembre pasado para inhabilitarla y lo hizo antes de que prescribiera el caso. El punto es que las huestes de Mikel Arriola no la van a tener fácil.

Fresenius contrató al afamado abogado Claus von Wobeser, quien desde hace meses trabaja el litigio. Entre lasa cartas que tiene la firma está denunciar al IMSS en un panel internacional por dumping. Se argumenta que el IMSS pretende obligar a empresas a vender sus productos por debajo del costo de producción.    

COTO A CEPRA

Hablando de licitaciones, la Función Pública, al mando de Arely Gómez, acaba de inhabilitar por un año a Cepra, el integrador de tecnologías de información.

A la empresa de Joel Sánchez le dio por entrar a procesos falseando información. El año pasado Pemex los agarró en la movida en lo que fue un proceso para la adquisición de unas 50 mil computadoras y para otra licitación de la SCT incurrieron en la misma práctica. La denuncia la metió el Órgano Interno de Control de Pemex, que lleva José Antonio González Anaya.

Los pupilos de Gerardo Ruiz Esparza ni se enteraron de los documentos apócrifos. Y ni qué decir del SAT, que ahora lleva Oswaldo Santín. El equipo de Aristóteles Núñez les dio en noviembre un contratote de mil millones de pesos para equipar al organismo con unos 40 mil equipos. Por lo pronto Cepra a la congeladora.

FINTECH FICHA

La novedad es que David Martínez, el avezado financiero regiomontano, fichó como despacho litigante a Guerra González y Asociados.

Estamos hablando ni más ni menos que del aguerrido Jaime Guerra, quien desde diciembre lo representa en lo personal en el caso de ICA. Como se conoce, Martínez va que vuela para convertirse en el principal acreedor de la atribulada constructora. Su fondo Fintech está adquiriendo en el mercado secundario la totalidad de la deuda en bonos y en junio pasado le autorizó un crédito de 215 millones de dólares. La historia con Guerra es muy peculiar. Se conocieron en la reestructuración financiera de Vitro. Guerra representaba a los bonistas de la vidriera de Adrián Sada, que se trenzaron en una batalla legal precisamente contra Martínez, a quien a la postre doblegaron. Ahora lo quiere de su lado.

AEROMÉXICO VA

Aeroméxico, de Valentín Diez Morodo y Eduardo Tricio, tiene firmados ya contratos para expandir operaciones este año a nuevos mercados internacionales.

Considere a Milán, Seúl y Moscú. Los acuerdos con los gobiernos de Italia ya están para arrancar en el primer trimestre de 2017 y con Corea y Rusia también para inaugurar vuelos a finales de año, en este último caso para aprovechar la coyuntura del Mundial de Futbol 2018.

Sin embargo, la aerolínea presidida por Javier Arrigunaga y dirigida por Andrés Conesa se va ir con pies de plomo. La llegada de Donald Trump a la presidencia de Estados Unidos le mete ruido a su sociedad con Delta Airlines, que encabeza Ed Bastian, con quien mantiene esos planes.

CEMEX MEJORA

La filial indirecta de Cemex, Sierra Trading, elevó su oferta pública de compra de acciones para aumentar hasta el 74.9% su participación en Trinidad Cement Limited, en una operación de unos 101 millones de dólares.

La cementera que preside Rogelio Zambrano informó que el precio revisado de la oferta, a 5.07 dólares trinitenses por acción, representa una prima de 50% sobre el precio de cierre del 31 de diciembre de las acciones de la compañía en la bolsa de Trinidad y Tobago.

 

Síguenos en Twitter @DineroEnImagen y Facebook, o visita nuestro canal de YouTube

Más de Darío Celis
PUBLICIDAD
Lo que pasa en la red: