Año complicado por los aumentos en tasas de interés por parte del Banco de México