Mars, del mundo de los dulces al de las mascotas 

Con este convenio, Petcare será su negocio más grande, ya que VCA aportará ingresos por 2,000 millones de dólares. Juntas, Petcare, los chocolates y los chicles Wrigley representan el 90% de las ventas de la compañía. Foto: Archivo

Con este convenio, Petcare será su negocio más grande, ya que VCA aportará ingresos por 2,000 millones de dólares. Juntas, Petcare, los chocolates y los chicles Wrigley representan el 90% de las ventas de la compañía. Foto: Archivo

Periódico estadounidense, fundado y publicado en Nueva York. Abarca noticias al momento, reportajes especiales y diversos artículos de opinión.

El nombre de la compañía, Mars Inc., evoca imágenes de chocolates M&M, Snickers y Dove. Y posiblemente la goma de mascar Wrigley.

Pero pronto, una buena parte del negocio de esta empresa estará relacionada con las mascotas, gracias a una adquisición por 7,700 millones de dólares.

Mars aceptó adquirir VCA, empresa que es dueña de unos 800 hospitales veterinarios, un negocio de laboratorios y una franquicia de guarderías para perros que operan bajo el nombre de Camp Bow Wow. 

VCA será parte de Mars Petcare pero funcionará como “una unidad comercial distinta y separada”, anunciaron las dos empresas en una declaración el pasado 9 de enero.

Mars tiene 39 marcas en su cartera Petcare, que es su segunda división más grande. Con este convenio, Petcare será su negocio más grande, ya que VCA aportará ingresos por 2,000 millones de dólares. Juntas, Petcare, los chocolates y los chicles Wrigley representan el 90% de las ventas de la compañía.

El ímpetu de la adquisición data de hace varios años. Mars, con sede en McLean, Virginia, usa los servicios de los laboratorios de VCA en su negocio veterinario. 

Se empezó a hablar de un acuerdo cuando Mars se acercó a VCA en noviembre pasado. Con sede en Los Ángeles, VCA había sido una compañía independiente durante más de 30 años y Bob Antin, su director general, asegura que no estaba tratando de venderla.

Pero precisó que le interesó la perspectiva de fusionarse con Mars y dejar de ser una compañía cotizada en bolsa.

Fusionarse con Mars, que es de propiedad privada, libra a VCA de los problemas de ser una compañía cotizada en bolsa, como la dificultad de justificar grandes inversiones en investigación y desarrollo, explicó Antin, de 66 años, en una entrevista. Agregó que seguiría siendo director general de la unidad después de concluida la adquisición.

Mars aceptó comprar VCA a 93 dólares por acción, lo que es 31 por ciento por encima del precio en que cerraron las acciones el 6 de enero. 

Cuando se dio a conocer la noticia de la adquisición, las acciones de VCA se cotizaron al alza, aumentando 28 por ciento para colocarse en 90.60 dólares. Tomando en cuenta la deuda, el acuerdo está valuada en 9,100 millones de dólares.

kgb 
 

 Videos recomendados
Lo que pasa en la red: