Sobreviví una semana con el salario mínimo y... no morí de hambre

¿Se puede sobrevivir con el salario mínimo de forma decente, al menos una semana? Decidí ponerlo a prueba. Foto: Pixabay

¿Se puede sobrevivir con el salario mínimo de forma decente, al menos una semana? Decidí ponerlo a prueba. Foto: Pixabay

POR: Laura Vela

| Colaboradora

Egresada de la FES Aragón, UNAM. Enamorada del arte de escribir y odio las faltas de ortografía.

Ciudad de México.- El nuevo salario mínimo en México es de 80.04 pesos diarios, y representa el incremento en pesos más alto de los últimos 17 años para los trabajadores del país; 9% de acuerdo con el gobierno federal.

Así, por primera vez en cuatro décadas, el salario mínimo recuperó 15% su poder adquisitivo, luego de que el pasado 1 de diciembre el Consejo de Representantes de la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos (Conasami) decidió elevarlo de 73.04 a 80.04 pesos diarios.

Este aumento tiene como propósito hacer posible que se recupere el poder adquisitivo de los trabajadores asalariados que perciben un salario mínimo general, pero ¿qué tan cierto es eso?

Si bien el incremento representa un avance de 7 pesos, México es uno de los países más desafortunados en este tema.

Según datos de la OCDE, México es el país miembro con salarios mínimos más bajos.

Cifras de la institución señalan que en 2015 el salario mínimo de los mexicanos fue de 1,911 dólares al año ajustados al poder de paridad adquisitivo (PPP, por sus siglas en inglés).

Entonces ¿se puede sobrevivir con él, de forma decente, al menos una semana?

Decidí probarlo.

Por una semana el salario mínimo representa 560.28 pesos, así que sólo viví con eso durante siete días.

Como decidí que no iba a pasar hambre, planee cuidadosamente mi menú semanal, de modo que fueran comidas que me gustaran, que no implicaran mucho esfuerzo, no fueran caras y sí lo más saludables posible.

Este fue mi menú:

  • Lunes – Calabacitas a la mexicana y arroz
  • Martes – Pasta con salchichas
  • Miércoles – Brócoli con queso y arroz
  • Jueves – Salchichas con papas y nopales en caldillo de jitomate
  • Viernes – Atún con verduras, arroz y galletas saladas

 


Además, por las mañanas desayunaba avena con leche, amaranto, crema de cacahuate, pasas y una fruta; y por las noches cenaba cereal con leche.

El fin de semana comí un poco de lo que me sobró de algunos guisados.

  • Esta fue mi lista del súper:
  • Calabacita (3 piezas) $10.47
  • Salchicha de pavo (1 paquete) $32.50
  • Quesos americano y manchego (2 paquetes) $34.90
  • Jitomate (1 kilo) $6.38
  • Papa (2 piezas) $3.69
  • Chile serrano (2 piezas) $3.37
  • Cebolla (1 pieza) $4.69
  • Brócoli (2 piezas) $10.15
  • Nopal (3 piezas) $6.27
  • Pasta (1 paquete) $4.60
  • Elote (1 lata) $6.00
  • Verduras (1 lata) $6.00
  • Avena (1 paquete) $8.90
  • Plátano (1 penca) $12.00
  • Leche (1 litro) $17.50
  • Pasas (1 paquete) $19.90
  • Amaranto (1 paquete) $21.90
  • Crema de cacahuate (1 bote) $62.00
  • Cereal (1 caja) $45.90
  • Arroz (1 bolsa) $16.50

 


Total: $333.62

  • Transporte: $50.00 (porque el fin de semana no salí a ningún lugar que requiriera desembolsar dinero)


Sobrante: $176.66

Con el dinero restante cubrí algunos gastos como gaz, luz y agua que comparto con mis roomies

Sin embargo, hay que aclarar algunos puntos:

  • Nadie depende de mí
  • No tengo mascotas
  • Sólo utilizo el metro como transporte


Esta prueba me dejó con muchas lecciones, y estas son las más importantes:

  • Cocinar es una actividad increíble, pero no cuando llegas cansado del trabajo (porque además incluye lavar platos)
  • Es muy importante planear tus comidas porque así sabrás qué y cuánto comprar
  • Para que me rindiera el dinero tuve que comprar las marcas más baratas y resultó ser una gran sorpresa. Es una relación costo-calidad bastante aceptable
  • No es posible costear gastos extra con poco más de 500 pesos. Ni enfermedades ni entretenimiento o comidas fuera de casa
  • Si lo sabes administrar y “estirar” al máximo, puede que sí te sobre para un café; sobre todo, si eres de poco comer
  • Este menú no aplica para quienes comen mucho o llevan dietas especiales, por lo que, en definitiva, el mínimo no es suficiente
  • Todos deberíamos ponernos a prueba de vez en cuando para conocer nuestras capacidades administrativas con el dinero


¿Tú te animarías a vivir una semana así?

*livm

Videos Recomendados

Lo que pasa en la red: