UBS percibe menos riesgo en la calificación de México

Foto: Pixabay

Foto: Pixabay

 

CIUDAD DE MÉXICO.- Las posibilidades de una degradación en la calificación de riesgo crediticio para México en el presente año han disminuido, considerando que la incertidumbre con respecto a la política comercial de Estados Unidos se ha reducido y que el gobierno probablemente alcanzará sus objetivos fiscales originales, incluso sin contabilizar la transferencia del Banco de México, estimó el banco suizo UBS.

Los economistas de la institución, Rafael de la Fuente y Armando Armenta, afirman que “es cierto que las agencias calificadoras probablemente deseen mantener los ojos de cerca del gasto fiscal antes de las elecciones del próximo año, con el riesgo de que una posición fiscal más cómoda reduzca los incentivos para que el gobierno cumpla con sus promesas de reducción de gastos.

“Desde una perspectiva estática, México parece estar altamente calificado en relación con sus niveles de deuda pública. Desde una perspectiva dinámica, el hecho de que México pueda estar mejor en un año difícil puede posponer cualquier acción de calificación de las agencias, a pesar de su perspectiva negativa sobre el crédito”, detallaron.

La institución estima que la deuda pública del país parece haber llegado a su pico.

“Nuestras reuniones con funcionarios de Hacienda sugieren que las cuentas fiscales pudieran estar enfrentando este año la menor cantidad de vientos en contra del último trienio, a pesar del hecho de que el crecimiento económico pudiera resultar menor al originalmente presupuestado. Confiamos que el gobierno cumpla sus objetivos fiscales y que logrará su compromiso de reducir la relación deuda / PIB del sector público.

Destacaron que el gobierno ha acumulado ahora cerca de uno por ciento del PIB de ahorro en su fondo de estabilización de los ingresos presupuestarios (FEIP), el cual puede utilizarse en caso de ingresos insuficientes.

Asimismo, consideraron los especialistas, los ingresos de impuestos no petroleros continúan al alza y terminaron en 2016 por encima de los niveles previstos cuando se redactó el presupuesto de 2017. Esto hace que el objetivo de ingresos 2017 sea más fácil de lograr.

Por otra parte, el gobierno presupuestó el precio del petróleo para la mezcla mexicana en 42 dólares por barril, en el lado bajo de las expectativas del mercado para el año, y en caso de que los precios del petróleo caigan por debajo de ese nivel los ingresos están garantizados por las coberturas petroleras.

Videos Recomendados

Lo que pasa en la red: