En agosto 16 iniciará la renegociación del TLCAN

Finalmente, Robert Lighthizer, representante Comercial de Estados Unidos, notificó al Congreso su intención de renegociar el TLCAN, lo que es una buena noticia porque a México le urge terminar con las negociaciones este mismo año o a principios de 2018, antes de que estén formalmente nombrados los candidatos a la Presidencia.

El problema es que la carta que envió Lighthizer al Senado es muy ambigua, ya que no contiene aún los objetivos que persigue la administración Trump, como sí se especificaban en un borrador que circuló hace un mes en varios medios y que nunca fue desmentido por la Casa Blanca.

En la carta al Senado, Lighthizer señala la necesidad de modernizar el TLCAN porque hay capítulos que no reflejan la realidad actual, y cita el caso del comercio electrónico, que estaba iniciando cuando se firmó el TLCAN, hace casi un cuarto de siglo.

Lo que dice Lighthizer es que el objetivo es renegociar temas en materia de derechos de propiedad intelectual, prácticas regulatorias, empresas paraestatales, servicios, procedimientos aduanales, medidas sanitarias y fitosanitarias, trabajo, medio ambiente y pymes. Enfatiza un tema que preocupa, que es el de la resolución de controversias al señalar que se buscará una implementación agresiva y efectiva de los compromisos que hagan México y Canadá.

En un comunicado, el USTR señala que las negociaciones no iniciarán antes del 16 de agosto, para que transcurra el lapso de 90 días que exige la Ley en EU, e insiste en que el objetivo central es fomentar empleos mejor pagados y mayor crecimiento económico al mejorar para Estados Unidos las condiciones comerciales con México y Canadá.

AÚN SIN ACUERDO EN AZÚCAR

El presidente Enrique Peña Nieto aseguró que México confía en llegar a un buen acuerdo en la renegociación del TLCAN, mientras que la Secretaría de Economía también señaló que espera un proceso constructivo que permita aumentar la cooperación, integración económica y competitividad regional.

Y, por su parte, el sector privado también se declara listo para iniciar las negociaciones, participando activamente en el mecanismo de consulta permanente desde la consulta interna, como durante las negociaciones en el llamado cuarto de al lado.

Pese al discurso de buena voluntad, todavía no se llega a un acuerdo con Estados Unidos en materia de azúcar porque Wilbur Ross, su secretario de Comercio, sigue amenazando con levantar el acuerdo de suspensión e imponer sanciones antidumping a las exportaciones de azúcar mexicanas si México no cede a las condiciones leoninas que pretende imponer la industria azucarera refinadora de Estados Unidos.

El plazo que fijó Ross, al parecer improrrogable, vence del 5 de junio y, si Ross no cede, será muy difícil esperar una tersa negociación del TLCAN.

BANXICO, SUBIÓ TASAS A 6.75%

Finalmente, la Junta de Gobierno decidió, en forma unánime, elevar en 25 puntos base la tasa de interés interbancaria, es decir, a 6.75%, debido, principalmente, a las presiones inflacionarias, ya que, al cierre de abril, ascendió a 5.82 por ciento.

La mala noticia, sobre todo por sus implicaciones para el crédito y la actividad económica, es que el Banxico reconoce que en los próximos meses continuará subiendo la inflación por el alza en las tarifas del autotransporte, de algunos productos agropecuarios, de ajustes por la depreciación del peso y el impacto por el alza en los energéticos. Aunque mantiene su expectativa de que baje la inflación para el último trimestre, abre la puerta para un nuevo incremento en las tasas de interés si se confirma que la FED sube sus tasas el próximo 14 de junio.

SCT, REGAÑO AL IFT

En torno a la polémica generada por la licitación IFT-4 de frecuencias de radio, la SCT emitió un enérgico e inusual comunicado, en el que le recuerda al IFT —léase a su presidente Gabriel Contreras— que la SCT no es la instancia para determinar los procesos licitatorios del IFT y no le corresponde revisar el cumplimiento de los requisitos establecidos en las bases de licitación.

La SCT dijo que no puede sustituir al IFT en su función  de determinar una posible relación o conflicto de interés de los participantes de la licitación  —léase grupo Tecnoradio— con algún agente económico preponderante o con otros integrantes de la industria.

Tecnoradio tiene de plazo hasta el lunes para pagar los 288 millones de pesos que ofreció por 37 frecuencias y la interrogante es qué hará el IFT.

 

Síguenos en Twitter @DineroEnImagen y Facebook, o visita nuestro canal de YouTube

Más de Maricarmen Cortés
PUBLICIDAD
Lo que pasa en la red: