Las 10 marcas mexicanas que se ganaron la cartera de los millennials

Para que una marca se ubique entre las más queridas debe diferenciarse de las demás, ser relevante, generar aprecio entre las personas y ser familiar. Foto: YouTube.

Para que una marca se ubique entre las más queridas debe diferenciarse de las demás, ser relevante, generar aprecio entre las personas y ser familiar. Foto: YouTube.

Cubre la fuente de negocios y Bolsa Mexicana de Valores

CIUDAD DE MÉXICO.- La marca mexicana más valorada por los millennials es Bodega Aurrerá, reveló el estudio Brand Asset Valuator (BAV) de Young & Rubicam.

De acuerdo con la firma de análisis de mercado, para que una marca se ubique entre las más queridas de los consumidores debe diferenciarse de las demás, ser relevante, generar aprecio entre las personas y ser familiar, es decir, conocida por los compradores.

La ganadora

Aunque los gustos de los millennials se diferencian de los de la población en general, hay marcas fuertes entre ambos grupos de consumidores.

La marca mexicana, que está presente en todas las generaciones y ocupa el puesto número uno es Bodega Aurrera, una cadena perteneciente a Walmart de México y Centroamérica, de la cual existen mil 766 unidades.

A través del tiempo ha sabido posicionarse entre los consumidores a través de diferentes formatos, ya que existen desde tiendas pequeñas, que venden productos básicos, hasta las de gran tamaño que también comercializan electrodomésticos.

Jumex, Telcel y Telmex también están presentes en ambos grupos de la población.

Sigue siendo fresca

Los millennials nacieron entre los ochenta y el año 2000. Algunos ya tienen más de 30 años, por lo que no es casualidad que entre las marcas más valoradas esté Boing, una bebida que ganó la mayor parte de sus adeptos hace tres décadas.

Pese a la creciente competencia, actualmente se puede comprar tanto en las tiendas de abarrotes como en los autoservicios.

Sin embargo, ha perdido terreno en los negocios de comida, donde ha sido desplazada por marcas que buscan imitarla mediante envases de vidrio, como es el caso de Jugos del Valle.

Según Y&R, las marcas tienen un ciclo de vida, pues “tienden a moverse en sentido del reloj alrededor de la grilla de energía, siguiendo un ciclo de vida evolutivo”, destacó.

Para la firma de análisis, “todas las marcas compiten por un espacio en la mente y el corazón de las personas”, por lo que al momento de medir ese cariño no importa la categoría en la que participen.

Jbf

Videos Recomendados

Lo que pasa en la red: