Luego de convertirse en la primera mujer deportada en la era del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, Guadalupe García ha emprendido un nuevo camino y está dispuesta a ser una exitosa microempresaria.