GM México y su cadena de valor, en la mira

El sector automotriz está siendo puesto bajo la lupa en las renegociaciones del TLCAN, debido al elevado déficit comercial que Estados Unidos mantiene en este rubro con México.

El viernes, General Motors que encabeza Mary Barra, anunció una inversión de mil millones de dólares para construir un parque de proveeduría que le permita hacer frente al crecimiento de su planta de manufactura en Arlington, Texas, parque que esperaría albergar 1,250 empleos, que incluyen 850 nuevos empleos y que se esperaba que “600 de estos reemplacen trabajo hecho previamente fuera de Estados Unidos”, incluyendo México.

La estrategia fue anunciada desde enero y se inscribe en la decisión de reducir el fenómeno de “ida/vuelta” del sistema de compras de la Cadena de Suministro de la armadora, no sólo para la planta Texas, sino también para la de Michigan, Kentucky, Indiana y Kansas, en un proceso que, por un lado, responde a la mayor demanda de automóviles de mayor gasto de combustible (trucks y vans), donde ya cuenta con las plataformas, y, por el otro, se anuncia fuerte como parte del “Make America Great” que mantiene calmado al Twitter más rápido de Estados Unidos.

El anuncio fue tomado como el “inicio de una crónica anunciada”, pero parece que aún no genera ninguna afectación a la producción de GM de México, que encabeza Ernesto Hernández, dado que este trimestre inició la producción de Chevrolet Equinox en la planta SLP y Ramos Arizpe, y GMC Terrain en planta SLP.

Por lo mismo, y dado que GM tiene plantas en 30 países y, pareciera que los trabajos directos o indirectos que se abrirán en Arlington, no son puestos de empleo directo de GM México y tampoco significa que necesariamente los proveedores vayan a cancelar puestos de trabajo en nuestro país, porque aquí no se arma la Tahoe, Suburban, Yukon, Yukon XL y Cadillac Escalade. Sin embargo, sí debiera ser una llamada de atención para la Secretaría de Economía de Ildefonso Guajardo y ProMéxico de Paulo Careño, como cabezas del sector industrial, para que en coordinación con la Secretaría de Gobernación de Miguel Ángel Osorio y de Hacienda de José Antonio Meade, se revise la operación integral en los cuatro complejos industriales que GM tiene en México, para reducir las pérdidas de tiempo de la cadena de suministro, particularmente en el traslado de partes.

Si un corporativo decide fortalecer la proveeduría de una de sus plantas de armado y suministro en el creciente mercado de EU, el punto más crítico para México es el de la inseguridad en el traslado de mercancía y, como consecuencia el robo de mercancía y hasta de vehículos.

Piense sólo que por año, GM compra entre 13 y 15 millones de dólares, por lo que nuestro país es su segunda fuente de abastecimiento mundial de componentes, solamente detrás de EU. Este monto representa el 19% del valor de las compras que el corporativo realiza a nivel mundial, dado que la compañía recibe más de 15,000 números de parte de proveedores alrededor del mundo para apoyar la producción de los cuatro complejos de manufactura que opera en México, donde casi 50% es comprado a proveedores establecidos en el país. Además, el 40% de los componentes adquiridos se utiliza para producción local, mientras que el restante se exporta para contribuir en la producción de otros centros de manufactura ubicados en las regiones de Norteamérica, Sudamérica, Europa y Asia. Pero si uno revisa la proveeduría externa, se observa que una buena parte de la inversión extranjera directa radicada en el sector automotriz, explica el superávit de la balanza comercial manufacturara México-Estados Unidos.

De ahí el foco. El sector automotriz está siendo puesto bajo la lupa en las renegociaciones del TLCAN, debido al elevado déficit comercial que EU mantiene en este rubro con México (74 mil mdd al cierre del 2016, puesto que representa más que todo el déficit comercial total con de 63 mil mdd que mantiene con México. Por lo mismo, la revisión punta a punta de la cadena de suministro y la mejora de la propuesta competitiva y de seguridad, incluyendo la logística, son claves no para defender el mercado, sino para hacerlo crecer con una lógica de negocios para ambos países.

DE FONDOS A FONDO

#TrenToluca… El inicio de pruebas en el Tren Interurbano México-Toluca, tramo Zinacantepec- Pino Suárez, que fue encabezado por el secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza, y la subsecretaria de Transporte, Yuriria Mascott, prueba que las posibilidades de movilidad urbana a través de este tipo de transporte construido en paralelo a vías transitadas, como carreteras federales de cuota (donde hay derecho de paso), podría extenderse a otros corredores interurbanos de la zona metropolitana y del país.

Esta semana parece que el Presidente visitará el tren ligero de Guadalajara; sin embargo, el primer convoy de cinco carros que transita en las pruebas puede trasladar 730 pasajeros. En operación trasladará en seis estaciones a 270 mil pasajeros en 40 minutos, en un recorrido de 58 km. ¿Sabe qué llama la atención? Que la información del Tren, su avance y financiamiento no han tenido cuestionamientos en materia de transparencia y presupuestal, y todo parece indicar que sí estará listo para 2018.

#Cofece… Se comenta en el medio que la salida de Carlos Mena Labarthe anunciada el martes durante el Día de la Competencia por la presidente de la Cofece, Alejandra Palacios, cuando dio a conocer la renuncia del funcionario con fecha al último de junio, se adelantó un par de meses. La fecha que se conocía era septiembre. Aunque se especula que podría ir al Secretariado Técnico del SNA, que encabeza Ricardo Salgado Perrillart  y que está en plena construcción, también se dice que salió porque se le perdió la confianza en el Pleno y, a pesar de que Palacios lo apoyaba.

 

Síguenos en Twitter @DineroEnImagen y Facebook, o visita nuestro canal de YouTube

Más de Alicia Salgado
PUBLICIDAD
Lo que pasa en la red: