Trump complica regreso de Cuba a grandes circuitos del turismo

Tras el anuncio del presidente estadunidense, Donald Trump, de revertir la nueva relación entre su país y Cuba, diseñada por la administración de Barack Obama, se encuentra su interés por acercarse a las posiciones de los cubanoestadunidenses que disentían con las medidas adoptadas por el expresidente demócrata.

En lo que se refiere al turismo, el cambio clave tiene que ver con la prohibición de que los estadunidenses puedan hacer en el futuro viajes individuales organizados por su cuenta.

Ahora lo tendrán que hacer a través de cruceros o mediante grupos organizados por profesionales de viajes, lo que limitará el crecimiento de los flujos turísticos hacia ese país caribeño.

Adicionalmente, Trump prohibió las coinversiones con los principales grupos empresariales cubanos que, por cierto, son de origen castrense, como es el caso de Gaviota.

La primera medida impactará los flujos turísticos a Cuba, que venían creciendo de forma importante, sobre todo por el renovado interés por visitar esa isla que habían mostrado los turistas estadunidenses.

Pero, además, frenará las inversiones, en donde ya había acciones concretas, sobre todo las tomadas por la cadena de hoteles Starwood, que ahora forma parte de Marriott, después de la compra que consolidó a esta última como la empresa de hospedaje más grande del mundo.

Los cambios de señales no le gustan a los inversionistas y tanto en este caso como en el anuncio del corte al presupuesto de Brand USA, que ahora está siendo defendida por la Asociación de Viajes de Estados Unidos (USTA), hay decisiones que en nada favorecen la confianza de los empresarios.

Por lo pronto, para aquellos que ya anticipaban en Cuba un crecimiento turístico enorme, capaz incluso de convertirse en un reto de competencia mayor para los destinos del Caribe mexicano; pues resulta que ya hay aquí un elemento imprevisto que retrasará dichos planes.

DIVISADERO

Los Cabos. Ahora dos medios de comunicación influyentes en Estados Unidos, como son Newsweek y Foxnews, cubrieron la noticia descrita por la el primero como unas “vacaciones de pesadilla”.

Se trata del descubrimiento de dos cabezas cercenadas cerca de la zona turística de Cabo San Lucas, en el contexto de la disputa por la plaza entre dos grupos del crimen organizado después de la reaprehensión de El Chapo Guzmán.

El más reciente recuento de homicidios como parte de esta disputa ya es de 161 este año, de los cuales 31 ocurrieron en enero, 30 en febrero, 53 en marzo, uno en abril, 26 en mayo y 21 en lo que va de junio.

Aunque la afectación al turismo por estos hechos de violencia han sido mínimos, hay quien desearía que no se hablara del tema, lo que es más o menos como querer “tapar el Sol con un dedo”.

Hasta ahora, los empresarios de Los Cabos han movido influencias y aportado recursos para presionar a las autoridades para que resuelvan un problema altamente complejo.

Aunque también deberían trabajar en una estrategia de comunicación y relaciones públicas, ante la cobertura creciente que está recibiendo esta situación.

 

Síguenos en Twitter @DineroEnImagen y Facebook, o visita nuestro canal de YouTube

Lo que pasa en la red: