Llegarán a 80 mil anuales los coreanos que vienen a México

El próximo sábado primero de julio despegará el vuelo inaugural de Aeroméxico, que dirige Andrés Conesa, entre la Ciudad de México y Seúl; una operación que se estima repercutirá en un aumento de 20% en el número de turistas que llegan de Corea del Sur.

En realidad, 2015 fue un año muy interesante respecto a este mercado, pues el número de visitantes llegó a 67 mil 855; esto es 28.5% más que el año previo.

Este pequeño boom estuvo relacionado con el establecimiento de la planta KIA Motors en Monterrey, lo que provocó un flujo sustantivo de viajeros de negocios; además de que la economía coreana tuvo un buen desempeño ese año.

Sin embargo, en 2016 hubo un ajuste de -6.2% para cerrar en 63 mil 700 visitantes, algo que se explica por una baja en las exportaciones coreanas, la reducción de los viajeros de negocios por motivo de la planta automotriz y el temor que generó en los primeros meses la epidemia de zica.

Los coreanos son, particularmente, sensibles al tema de las enfermedades y optaron por otros destinos en donde no se reportó la presencia de ese virus.

Un dato importante es que todas estas cifras se han dado sin que exista un vuelo directo entre ese país y México, pues las conexiones se realizan a través de Japón, China, Estados Unidos y Canadá.

Hoy existen elementos importantes para ver con optimismo a este mercado, partiendo de las estimaciones hechas por los economistas que ven un mejor panorama de negocios después del reciente cambio de gobierno.

Ahora el vuelo de Aeroméxico, con el primer vuelo directo, ha llevado a calcular que este año podrían llegar a 80 mil los turistas que lleguen de Corea del Sur.

Guillermo Eguiarte, director para Asia del Consejo de Promoción Turística de México (CPTM), ha dicho que con los nuevos vuelos de China Southern y Air Nippon, más la presencia de la aerolínea mexicana, está llegando el momento en que aumentará de forma relevante el negocio turístico con esa región.

Hoy Corea del Sur es el tercer mercado emisor de turistas más importante de Asia, después de China y Japón, con 22.38 millones de viajeros en 2016.

Entre los motivadores de viajes de los coreanos que van al extranjero, se encuentran loa destinos de sol y playa lujosos combinados con destinos culturales; la gastronomía; las actividades de aventura y las compras.

En los tres primeros, muchos destinos mexicanos podrían resultar atractivos para los coreanos, aunque hasta ahora los principales son Cancún-Riviera Maya; la Ciudad de México y Monterrey.

Los Cabos, Punta Mita y Puerto Vallarta son algunos destinos que tienen una oportunidad para hacer más negocio con Corea del Sur.

De hecho se estima que de esos 22 millones de viajeros, hay un mercado relevante de 4.5 millones que podrían venir a México.

Como sucede con los otros mercados asiáticos, el tiempo está corriendo para aquellas empresas mexicanas dispuestas a hacer un esfuerzo para especializarse en atender a los viajeros de este mercado.

 

Síguenos en Twitter @DineroEnImagen y Facebook, o visita nuestro canal de YouTube

Lo que pasa en la red: