Publicidad exterior, la batalla que viene

Tanto la ley como el reglamento han tenido cuatro reformas, siendo las más recientes en julio de 2015 y enero de 2016, respectivamente. 

En este espacio hemos seguido de cerca el tema de la publicidad exterior, negocio que en el país supera ya los dos mil 500 millones de dólares al año vía más de 40 mil espacios, entre espectaculares, bardas, vallas, transporte público y privado, túneles o bajo puentes, columnas, paraderos y todo tipo de mobiliario.

Este pastel se reparte en alrededor de 500 empresas, pero la CDMX es, por mucho, la joya de la corona para este sector, al grado de que en 2010 se creó la Ley de Publicidad Exterior, misma que tiene el objetivo de regular y meter en cintura al sector. A la fecha, tanto la ley como el reglamento han tenido cuatro reformas, siendo las más recientes en julio de 2015 y enero de 2016, respectivamente.

En la CDMX operan poco más de 150 firmas, muchas de ellas agrupadas en organismos como la Asociación de Publicistas en Exterior (Apex), del poderoso Ricardo Escoto, personaje que ostenta más de la mitad de los espectaculares; la Asociación Mexicana de Publicidad Exterior (AMPE), de Raúl Roldán; la Asociación Mexicana de Industriales de Publicidad Exterior (Aminpe), de Joel Muñoz, y la Canacintra, de Enrique Guillén, entre otras.

Pues al parecer, y pese a todos estos intentos de reordenar el sector, las cosas no marchan nada bien. Basta saber que en el padrón oficial de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda (Seduvi), al mando de Felipe de Jesús Gutiérrez, se tienen registrados cuatro mil 160 espectaculares, pero se sabe que los instalados en la ciudad superan los nueve mil anuncios.

Otra de las figuras que el sector ubica como un problema a vencer, son los llamados PATR (Permiso Administrativo Temporal Revocable), los cuales se manejan actualmente desde la Oficialía Mayor de la CDMX, a través de la oficina de Patrimonio Inmobiliario.

Desde allí, la administración de Miguel Ángel Mancera ha entregado un sinnúmero de permisos de este tipo a empresas cercanas al gobierno para la explotación de espacios públicos, como casetas telefónicas, puestos de revistas y flores, túneles o bajo puentes y, recientemente, la Línea 7 del Metrobús.

En este tipo de permisos, la autoridad no contempla factores reguladores que aplican para los demás tipos de publicidad exterior en la capital, tales como lo son la contaminación visual, distancia y saturación, entre otros.

Asimismo, la idea de la creación y operación de nodos y corredores publicitarios en donde se concentrarían los anuncios que las empresas fueran retirando conforme al reordenamiento, para hacer algo así como Times Square en Nueva York o Piccadilly Circus en Londres, han quedado en letra muerta, pues basta hacer un recorrido por las principales avenidas de la CDMX para darse cuenta del caos en la colocación y repartición de anuncios.

Por último, se sabe que el gobierno de la ciudad ha comenzado a llamar a los empresarios del sector de la publicidad exterior, y no precisamente a las oficinas de la Seduvi, para intentar un nuevo reordenamiento, mismo que consistiría en que de cada cuatro anuncios por empresa, se les reduzca a uno. Habrá que ver la respuesta del sector.

REISCO SUPERA

En cuanto a la licitación llevada a cabo a inicios de año en Capufe, al mando de Benito Neme, para la contratación del servicio de limpieza en las plazas de cobro, campamentos y servicio médico de la Autopista Tlalpan-Acapulco, el Órgano Interno de Control del organismo, que lleva Raúl Meléndez, acaba de resolver a favor de la firma Reisco Operadora de Servicios, un recurso de inconformidad que le da la razón en cuanto al fallo que impugnó.

Y es que su oferta fue descalificada de manera indebida, a pesar de haber resultado ser la propuesta económica más baja, incluso inferior a la empresa MOLT NET, misma que, por segundo año consecutivo, resultó ganadora. Ahora habrá que esperar la actuación de la Dirección General de Recursos Materiales y Servicios Generales de Capufe.

CONCLAVE TICS

México será sede de la Reunión Interina del Subcomité 7 sobre Ingeniería de Software del Comité Conjunto No. 1 de la ISO, que lleva Zhang Xiaogang.

Se trata de un evento internacional de la industria del software, en donde se discutirán las nuevas tendencias en el desarrollo de las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC’s), así como los avances en el tema de la normalización y la evaluación de la conformidad a nivel mundial.

En este importante encuentro, los principales participantes por nuestro país serán la Canieti, de Mario de la Cruz, y el organismo NYCE, de Carlos Pérez, quienes, junto con delegados de más de 20 países líderes en tecnología y expertos en materia de ingeniería de software y sistemas, se darán cita en noviembre próximo en la CDMX.

 

Síguenos en Twitter @DineroEnImagen y Facebook, o visita nuestro canal de YouTube

Más de Darío Celis
PUBLICIDAD
Lo que pasa en la red: