4 formas insólitas de mejorar tu vida y tus finanzas el próximo año

Nuestros cuerpos están hechos para esforzarse y trabajar duro, cuando sudamos somos más felices. Foto: Flickr de Viewminder

De finanzas y otros demonios

Edith Esquivel

Enfrentando sus demonios financieros desde 2012. En Twitter está como @medithie

Tuve éxito en todos menos uno de mis propósitos para el año 2016 (meditar todos los días es más difícil de lo que parece).  

Este año mis propósitos son un poco menos convencionales que de costumbre, pero los escogí con cuidado para darle un “levantón” a mi vida y mis finanzas este 2017. 

Quizá puedan ayudarte a ti también. 

1. Me aburriré más

Todas las desgracias del hombre se derivan del hecho de no ser capaz de estar tranquilamente sentado y solo en una habitación." –Blaise Pascal.

En las pruebas de este estudio, los participantes preferían aplicarse descargas eléctricas que aburrirse.  Nos suele pasar  a todos. Por las mañanas yo pongo vídeos de Youtube o la radio mientras hago mis quehaceres. 

O uso mi celular mientras espero en una fila. Le temo un poco al tedio y me lleno de distracciones y ocupaciones. Pero aunque parezca inocente, bombardearse constantemente con entretenimiento tiene pésimos efectos.

El primero de ellos es la pérdida de imaginación. Este estudio de los años noventa demostró que los niños sin televisión tenían mucha más imaginación que aquellos que pasaban el tiempo frente a una pantalla. 

Dejar que tu mente divague de vez en cuando es muy importante: te ayuda a soñar, descubrir qué te interesa y quién eres, saborear más el momento, encontrar mejores soluciones a tus problemas y toparte con ideas creativas que no sabías que tenías. 

Con un poco de práctica espero aprender a apreciar el aburrimiento y sus beneficios.

2. Limitaré mi exposición a noticias

Tiene años que no miro un noticiero, pero a veces paso más tiempo del deseado leyendo noticias en Internet. 

Los noticieros están diseñados para entretener, no para informar. Ver noticias es casi tan improductivo como mirar telenovelas, con la diferencia de que las noticias te estresan.

Haz la prueba y deja las noticias un mes: te sentirás más positivo, notarás que ver noticias realmente no logra nada concreto en tu vida ni en la de los demás, y tendrás mucho más tiempo para leer libros y acercarte a información que verdaderamente te sirva de algo.

Por más que te alejes de las noticias te enterarás de las más importantes, te lo aseguro. En cuanto a las noticias financieras, puedo asegurarte que menos es más. 

Buscar temas de interés es bueno, pero conocer los altibajos de la bolsa, el petróleo o el dólar en tiempo real  puede crearte ansiedad, y no sirve para nada a menos que estés por tomar alguna decisión financiera importante. 

3. Conoceré a  mis vecinos

La vida moderna y sus ajetreos, así como las responsabilidades que llegan con la edad, nos quitan cada vez más tiempo para ver a los amigos, y esto empeora si viven lejos de nosotros. Me preocupa porque la soledad es muy peligrosa para la salud física y mental.

Los sentimientos de aislamiento hacen perder tono a nuestro nervio vago, o también llamado nervio de la compasión.

Una posible solución está literalmente frente a nuestras narices: los vecinos. Quizás no tienes tiempo ni dinero para reunirte con tu amigo de la primaria que vive del otro lado de la ciudad,  pero sí puedes caminar media cuadra y tomar una cerveza en casa del vecino cuando a ambos les apetezca. 

Sé que algunos vecinos son insufribles: ponen música a todo volumen, se estacionan en tu lugar, o desperdician el agua, pero me atrevo a asegurar que la mayoría de tus vecinos son gente productiva y agradable con mucho potencial de amistad, si tan sólo te animaras a llevarles un pastelito o invitarles un café de vez en cuando para conocerlos mejor. 

Desarrollar nuevas amistades entre los vecinos tiene ventajas insuperables: pueden verse más a menudo, conocerse más profundamente y sacarse de apuros mutuamente. Además, ¡es bueno para el medio ambiente! y un arma contra la opresión. Este año quiero fortalecer mi amistad con los vecinos que conozco, y conocer a más. 

4. Una incomodidad al día

¿Recuerdas la última vez que corriste una maratón, saliste de excursión a las montañas o nadaste todo el día? Seguro que te cansaste mucho, te sentiste increíble, y por la noche dormiste como un bebé. 

Nuestros cuerpos están hechos para esforzarse y trabajar duro, cuando sudamos somos más felices. 

Sin embargo, la vida moderna está diseñada para evitarnos incomodidades: pasamos del sillón al asiento del coche, a la silla ejecutiva en un cuarto con aire acondicionado, y por la noche a la regadera con agua tibia.

Las comodidades son grandiosas pero tienen sus desventajas: crean adicción, nos hacen débiles, y nos acostumbramos a ellas hasta que dejamos de disfrutarlas.  

Es necesario pasar hambre para saborear la comida, o salir de campamento para volver a disfrutar un buen baño. 

Por eso,  abstenerte voluntariamente de algunas comodidades puede ayudarte a crecer, vivir más tiempo, disfrutar más lo que tienes, e incluso ¡adelgazar!

Cada día de 2017 haré algo incómodo: un baño de agua fría, media hora en el vapor, tomar el autobús o caminar, lavar el auto, escribir de pie, cocinar algo complicado, hacer pesas, hacerle plática a extraños, lavarme los dientes con la mano izquierda, esperar una hora más para comer, etc.  

Tener más creatividad, optimismo, amigos, fortaleza y salud este 2017 será el mejor fundamento para administrar mejor mis finanzas. 

¿Y tú? ¿Qué propósitos tienes para el próximo año?

kgb 

Aclaración:
El contenido mostrado es responsabilidad del autor y refleja su punto de vista.
Lo que pasa en la red: