Lo más importante que debes saber para poder retirarte

La estrategia de sumar tus gastos a diez años te ayudará a combatir el síndrome de “pagos chiquitos”. Foto: Flickr de dawolf- CC [CC BY-NC-SA 2.0]

De finanzas y otros demonios

Edith Esquivel

Enfrentando sus demonios financieros desde 2012. En Twitter está como @medithie

Imagínate joven todavía, libre cada mañana para hacer lo que tú quieras: pintar, cantar, escribir, construir un mueble de madera, tomar clases de tango, dar clases, correr, leer.   
 
En la primera parte de esta serie vimos que el retiro no significa necesariamente dejar de trabajar, sino dedicar tu tiempo a lo que más te importa; por lo tanto, el retiro tampoco está reservado para la vejez: entre más pronto empieces a vivir de acuerdo con tus propios términos, mejor. 
 
En la segunda parte de esta serie calculaste tu patrimonio y tu índice de ahorro. Esas cifras son la base para descubrir cuándo y con cuánto puedes retirarte. 
 
En este artículo explicaré lo que significa tu índice de ahorro, como porcentaje de tu ingreso, pues es la cifra más importante que necesitarás para calcular tu retiro. De manera simple, funciona así: 
 
  • Si vives con 33% de lo que ganas, significa que cada año puedes financiarte 2 años sin trabajar. 
  • Si vives con 50% de lo que ganas, significa que cada año puedes financiarte 1 año sin trabajar. 
  • Si, como recomiendan los “expertos”, vives con 90% de lo que ganas (es decir, ahorras sólo 10% de tu sueldo) significa que deberás trabajar 9 años para pagarte solamente 1 año sin trabajar. (Ese 10% ahorrado nueve años  reunirá el 90% que cuesta tu estilo de vida anual). 
 
· Si estás gastando el 100% de tu sueldo, tendrás que trabajar toda tu vida, a menos que alguien ahorre por ti (por ejemplo, la pensión del IMSS para la generación consentida, o la deducción automática de la Afore). Pero recuerda que las deducciones de la Afore no son suficientes para el retiro (ascienden a sólo 6.5% de tu ingreso).
 
Como puedes ver, el índice de ahorro tiene un efecto de bola de nieve: entre menos costoso es tu estilo de vida con relación a tu ingreso, más rápidamente puedes retirarte. Por ejemplo, si aumentas tu índice de ahorro un 5% (digamos, cocinando en casa y cortando la televisión por cable) podrías retirarte ¡hasta 8 años antes! (bajo ciertas condiciones de inversión). 
 
Reducir tus gastos es más efectivo que incrementar tu ingreso pues cada reducción de un gasto permanente tiene un efecto doble: 
  • Incrementa la cantidad que puedes ahorrar cada mes. 
  • Reduce permanentemente la cantidad que necesitarás cada mes. 
Además, aquellos que están esperando ganar más para decidirse a ahorrar tienen dos elementos en contra:
 
· La trampa del salario bajo. Ganar más, viviendo al día, es más difícil de lograr. Sin ahorros, la desesperación puede hacerte aceptar malas condiciones de trabajo, y carecerás de tiempo y recursos para mejorar tu situación. 
· Ahorrar requiere de ciertas habilidades que debes desarrollar hoy que ganas poco, pues de lo contrario no podrás usarlas mañana que ganes más, debido a la inflación del estilo de vida. 
 
Haz cuentas. Si cancelas tu televisión por cable que cuesta $500 al mes, en un año habrás acumulado 6,000 pesos, y en diez años 60,000 pesos. Si tienes tu dinero invertido en un instrumento que te dé 5% anual superior a la inflación, ganarás 3,000 pesos anuales sin que tengas que mover un solo dedo, y conservando tu capital intacto. 
 
¿Será difícil sacar un libro de la biblioteca municipal en lugar de prender la tele? Al principio sí. La adaptación hedónica nos hace adictos a cualquier lujito ¿Afectará tu calidad de vida? ¡Positivamente, por supuesto! 
 
Calcula todos tus gastos mensuales a diez años, para que te des cuenta del verdadero costo, en libertad, de tus egresos. Bajo el supuesto de un sueldo de 10,000 pesos mensuales, en diez años habrás trabajado un año completo para poder sostener un paquete de telefonía de 1,000 pesos al mes (1,000x12x10). 
 
¿Qué será más cómodo? ¿Tener un teléfono de lujo con todas las llamadas incluidas, o hacer lo que se te venga en gana durante un año de tu vida? 
 
La estrategia de sumar tus gastos a diez años te ayudará a combatir el síndrome de “pagos chiquitos”. Ningún pago es chiquito si tienes que hacerlo durante más de un año. 
 
¿Qué gasto innecesario te quitaría más tiempo de libertad en 10 años? ¿Ya calculaste?
 
kgb 
Aclaración:
El contenido mostrado es responsabilidad del autor y refleja su punto de vista.
Lo que pasa en la red: