¿Por qué la honestidad brutal es la mejor cualidad de tu equipo?

Conformar un equipo no es una tarea sencilla, no sólo se trata de buscar alguien con habilidades para determinado puesto, también deben compartir visión y valores sobre lo que quieren lograr. Foto: Especial

Irrazonable - Mente

Unreasonable México

Raúl de Anda y José Medina son cofundadores del Unreasonable Institute México. Llámenlos irrazonables por creer que el emprendimiento es el vehículo que definirá el curso de la historia y por creer que el éxito está en cuánto das; no en cuánto recibes.

Conformar un equipo no es una tarea sencilla, no sólo se trata de buscar alguien con habilidades para determinado puesto, también deben compartir visión y valores sobre lo que quieren lograr.

Ser una startup resulta muy atractivo para profesionistas recién egresados o cerca de hacerlo, pero eventualmente ese talento estará tan contagiado del acelerado ritmo de trabajo y aprendizajes que se viven en organizaciones especialmente desarrollando modelos de innovación social, entonces, ¿cómo retener este talento para que crezcan juntos? ¿O parece demasiado egoísta esta postura?

En Unreasonable México, más que aprenderlos de memoria, hacemos cotidiano el vivir los valores, para nosotros el primero es: “tratar a todos como el mesías”, es decir, humildad; pero el que viene en seguida es “Ser militantemente transparente”, tener muy claros ambos, nos permite tener conversaciones difíciles con total objetividad y dejando fuera malentendidos emocionales o personales.

Ahora bien, la honestidad no se trata de marcar solamente los errores, una retroalimentación comienza con las cosas increíbles que la otra persona ha hecho y son estas sus fortalezas que le ayudarán a trabajar en las áreas de oportunidad que se han presentado, por otro lado, al ser honesto reconocer en la otra persona la capacidad de aceptar la crítica y alguien con la pasión y determinación para transformarlo en una meta. Si alguien de tu equipo ya no está creciendo junto con la empresa, ¡díselo!, a nadie le gusta sentirse débil o frágil ante los retos; esto también significa que cuando tu empresa ya no lo esté haciendo crecer también te lo dirá.

Sólo hay dos cosas que diferencian a un equipo bueno de uno extraordinario, la primera es tener una visión compartida y la segunda, la habilidad de tener conversaciones difíciles. ¿Qué equipo quieres tener tú?

*livm

Aclaración:
El contenido mostrado es responsabilidad del autor y refleja su punto de vista.
Más de Irrazonable - Mente
PUBLICIDAD
Lo que pasa en la red: