Cuida tu imagen, tu trabajo y tus finanzas este fin de año

Disfruta de las fiestas de la oficina como se debe. Foto: Redeoutdoor

Talentos@Work

Erika García Aller

Es graduada de Comunicación por la Universidad Iberoamericana con especialidad en Mercadotecnia. Con casi veinte años de experiencia profesional en los sectores de Tecnologías de Información, Construcción, Bienes Raíces y Financieras.

Se acaba 2016, algunos diremos ¡por fin! y como es tradición, se declaran inaugurados los festejos del multicitado y requerido maratón Guadalupe - Reyes.

Celebraciones de fin de año de oficinas, brindis con clientes, amigos, colegas, el intercambio de regalos, eventos y un sin fin de actividades saturan las agendas de todos.

Y aunque no es la intención de amargar la fiesta, siempre será importante considerar algunas recomendaciones para salir avante de estos compromisos y, por qué no, obtener algún beneficio de eso.

Primero que nada cuida siempre tu imagen. Antes, durante y después de la fiesta. Para los que vivimos la época pre-redes sociales, tuvimos la enorme fortuna de que muchos de los desmanes que hicimos no dejaron evidencia más allá de la memoria; ahora, el mundo tiene una dinámica distinta y basta cualquier desliz para convertirse en el "lord" o "lady" del momento no sólo para nuestro círculo cercano, sino que puede destruir nuestra reputación más rápido que lo que te tardas en mandar un tuit.

No olvides que hay vida antes y después de la fiesta. Si bien los horarios y actividades se pueden ver relajadas en épocas decembrinas, la realidad es que las responsabilidades y tareas no se detienen. No dejes de cumplir con tus funciones por ir de fiesta, en enero podrías arrepentirte y sufrir las consecuencias.

Si eres de los que odian las fiestas de fin de año de la empresa y te consideras el antisocial de tu oficina, piénsalo bien, date una oportunidad de convivir con tus compañeros e incluso con colaboradores de otras áreas. Nadie dice que de pronto te vuelvas el alma de la fiesta, pero toma en cuenta que un evento así por muy grande o pequeño que sea es un esfuerzo para cualquier empresa para reconocer en algo a su equipo y como cierre a un año de actividades; si de plano crees que es una pérdida de tiempo o que tus compañeros "no merecen el privilegio de tu presencia", tal vez sea momento de que consideres tu permanencia en la empresa porque esto no es más que un reflejo de tu disgusto por el ambiente laboral y créeme que no se va a mejorar.

Considera que la organización de un evento así es un esfuerzo adicional para la empresa y, aunque no lo parezca, también te estarán observando. Puede ser que a partir de un comentario o una actitud te descartes o te tomen en cuenta para un proyecto nuevo para el próximo año.

Diciembre implica gastos, a pesar de que se cuente en algunos casos con el aguinaldo, procura administrarte en lo que vas a desembolsar durante el mes y en la ya conocida cuesta de enero –que pinta más difícil de lo acostumbrado. Es común que te inviten a participar en intercambios en la empresa, por área, por departamento, de amigos, etc. si sumas todos los regalos que tienes que comprar, puede significar una gran inversión. Procura limitar tu participación en ellos, pero si decides hacerlo generalmente se establece un monto para el tipo de regalo o los participantes dan opciones para facilitar la elección, procura respetar esta regla; no se ve bien que desempolves el regalo de la abuelita o algo que esté muy por debajo del monto establecido, mejor no participes en él.

Se vale divertirse, pasarla bien y convivir, pero siempre cuida tu imagen, más ahora que cualquier foto puede sacarse de contexto y derrumbar lo que has construido por años. Recuerda que la oficina también se vive fuera de ella y la fiesta y eventos de fin de año no son la excepción.

Nos leemos la próxima vez…

dvr

Aclaración:
El contenido mostrado es responsabilidad del autor y refleja su punto de vista.
Lo que pasa en la red: