4 obsesiones mortales del marketing

Existen creencias erroneas en el marketing que nos llevan a conclusiones falsas.

Tu negocio online

Ángel Peláez

Consultor de negocios online, publicidad y marketing digital.

En esta ocasión quiero contarte sobre algo que nos sucede a todos los que aplicamos una estrategia de marketing después de un periodo extendido de tiempo. Usualmente después de los 12 meses.

Aplicamos todas las reglas de investigación, implementación y optimización. Vemos resultados y nos sentimos cómodos con las acciones y decisiones que tomamos a lo largo del tiempo… Esta inversión se convierte en parte del negocio y se paga sola, absolutamente.

Pero ¿qué sucede a la larga? Queremos más, está en nuestra naturaleza… Y lejos de procedimientos de mejora continua, comenzamos a buscar detalles que a veces no existen.

Existen ciertas obsesiones que debemos evitar, entre las cuales voy a destacar solo algunas:

Conversiones

Por supuesto que el objetivo final de toda empresa es vender y para ello es que utilizamos campañas publicitarias. Queremos darnos a conocer nuestros productos y servicios a través de distintas estrategias y distintos medios.

El problema viene cuando empezamos a considerar los recursos invertidos en publicidad como “desperdiciados” porque no tienen un porcentaje de rendimiento mayor. No podemos esperar que el 100% de las personas alcanzadas por alguna de nuestras campañas se convierta en cliente al corto plazo, pero empezamos a pensar que de algún modo sería posible.

Mi consejo es que sigas los procedimientos predeterminados con anticipación para optimizar la campaña pero que no consideres que los buenos resultados son insuficientes sin considerar otros factores como el poder adquisitivo de tu mercado, competidores, ciclo de vida del producto, etc.

Relaciones lineales

Si invierto X cantidad de dinero en publicidad y puedo medir 1 millón de pesos en ventas, entonces 2X debería darme 2 millones de pesos ¿cierto?

Falso. Rara vez encontrarás una relación lineal por un intervalo tan largo. Usualmente existen límites: de audiencia, de exposición o de alcance. Y estos límites los determina tu mercado.

Si estás considerando modificar montos de inversión o plataformas publicitarias te recomiendo hablar con tus proveedores para solicitarles simulacros y estimados.  No asumas el comportamiento de tu mercado y tus ventas, trata de buscar sustento para tus argumentos.

Sobre-relevancia

Querer estar en todos lados, todo el tiempo es una obsesión que se apodera de nosotros especialmente si la competencia tiene estrategias que visiblemente le están funcionando.

"Si yo gasto tanto ¿por qué no tengo yo más ventas que ellos? Algo anda mal”… No hay nada malo. La competencia es sana en cualquier mercado y no importa qué tan infalible sea tu estrategia o qué tan grande sea la inversión, siempre existe espacio para que alguien más resulte atractivo a tus clientes potenciales.

No inviertas solo para ahogar a tus competidores, invierte inteligentemente.

Pérdida de enfoque

Puede ser que consideremos como regla general a las ventas como el objetivo final, pero hoy en día la mercadotecnia y publicidad tienen otras intenciones también: el reconocimiento de marca, un mensaje socialmente responsable, la reacción a una crisis de comunicación…

No pierdas de vista que así como tu negocio se ha vuelto más complejo con los años, también lo ha hecho la comunicación de la que echa mano. Nada de malo hay en replantear, pero hazlo escuchando a todos los involucrados en el marketing de tu empresa y no tomes decisiones por impulso.

dvr

Aclaración:
El contenido mostrado es responsabilidad del autor y refleja su punto de vista.
Más de Tu negocio online
PUBLICIDAD
Lo que pasa en la red: