No dejes que embarguen tu sueldo

Foto: Stock

Foto: Stock

Reportera de Excélsior.

CIUDAD DE MÉXICO.- Tener una deuda y no poder pagarla puede quitarte el sueño. ¿Cuál es la mejor forma de evitar esta situación?

Definitivamente, el presupuesto guiará nuestro camino en la administración de los recursos que hemos ganado con tanto esfuerzo. Así, la mejor forma de evitar el sobreendeudamiento es tener muy claro cuánto ganamos y cuánto gastamos, y al detectar que algo anda mal comenzar con un plan de austeridad para bajarle a las deudas lo más que podamos, recomienda Ángel González, director y vocero de la organización civil Defensa del Deudor.

No te pierdas: Bancos pueden embargar salarios de deudores

Gastar más de lo que ganamos daña seriamente a nuestras finanzas porque en la primera eventualidad, lo que teníamos contemplado se sale de control y es ahí donde comienzan los problemas al no poder solventar nuestros compromisos.

“Lo máximo que te puedes permitir endeudarte es hasta 30 por ciento de tu ingreso mensual, eso se refiere a los créditos personales, hipotecarios, en tarjetas de crédito”, explica el experto.

González dijo que el promedio de las personas que acuden a ellos están endeudadas por encima de 60 por ciento de su ingreso mensual, lo cual refiere que la gente está viviendo del crédito.

Debo, no niego, pago, no tengo

Según estudios realizados por la organización civil la mayoría de los deudores tienen la voluntad de pagar sus deudas. Sin embargo, hay situaciones que les impiden hacerlo.

Una de las principales causas por las que la gente deja de cumplir con sus compromisos es la pérdida del empleo (42%), mientras que 21 por ciento reporta bajas ventas en sus negocios y 17 por ciento de ellos ha tenido que cerrar su negocio y el restante 20 por ciento expone diversas situaciones.

Para Ángel González la razón del alto nivel de cartera vencida de los bancos es que cuando los deudores se acercan a solicitar un plan para pagar sus deudas les ofrecen planes estandarizados que no responden a la situación personal del deudor.

De hecho, aunque ocho de cada diez deudores tengan la voluntad de pagar el plan que le ofrece su acreedor no puede pagarlo, porque no se adecua a sus posibilidades presupuestarias.

Es entonces cuando, explica, la gente no tiene otra opción que dejar de pagar y ello impacta en el valor del banco en el mercado y contrata a despachos de cobranza, incluso se llega a instancias legales en las que se interponen juicios mercantiles en los que, como determinó la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), se puede embargar el sueldo.

“Con este tipo de medidas todo mundo pierde, particularmente pierde el deudor quien por la constante intimidación que hacen los cobradores incluso puede perder su empleo, pero además pierden los acreedores porque menos recuperan su dinero”, advierte.

¿En qué situación estás?

Defensa del Deudor es una organización civil que puede ayudarte de dos maneras: Dándote asesoría gratuita sobre cómo negociar las deudas con tus acreedores, y representarte legalmente ante las instituciones que te otorgaron un crédito y negociar

  • Endeudamiento bajo. Cuando el problema apenas comienza, por ejemplo, si eras un pagador totalero y por diversas circunstancias ahora sólo pagas el mínimo, pero consideras que no podrás sostener esta situación, la recomendación es acercarte a tu acreedor y solicitar un plan personal de pagos o una reestructura.
  • Endeudamiento medio. Si tienes tres meses sin pagar tus deudas porque no te alcanza, puedes acudir a la institución financiera y solicitar una quita, ello significa un descuento de tu deuda, el pago lo tienes que hacer en una sola exhibición.
  • Endeudamiento alto. Si llevas más de seis meses sin pagar seguramente recibirás una oferta de tu institución o tal vez ésta ya vendió la cartera a un despacho de cobranza quienes tratarán de recuperar el crédito con toda clase de prácticas intimidatorias, sólo recuerda que ellos no pueden hacerte nada, salvo requerir el pago.
  • Si tu situación ya llegó a un juicio mercantil es necesario que tengas un abogado, puedes acercarte a la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), a un despacho de abogados o con Defensa del Deudor, analiza quién te puede ayudar de la mejor forma, recomienda González.

A considerar

Los juicios mercantiles han crecido 30 por ciento hasta mayo de 2014, respecto al mismo periodo de 2013. Los créditos personales y los créditos a través de tarjeta de nómina son los que más han aumentado.

 

También te podría interesar
PUBLICIDAD

Videos Recomendados

Lo que pasa en la red: