4 formas para manejar la desorganización digital en los negocios

En la mayoría de los casos, la digitalización complementará un negocio en lugar de reemplazarlo. Foto: Pixabay

En la mayoría de los casos, la digitalización complementará un negocio en lugar de reemplazarlo. Foto: Pixabay

Harvard Business School Publishing Corp. 

A juzgar por los titulares, la digitalización está a punto de desorganizar su industria. No discrepo. Pero en la mayoría de los negocios, el impacto digital será distinto al que enfrentan gigantes como Amazon.com, Google y Facebook. 

A continuación cuatro lineamientos para manejar la desorganización.

1. El ganador no siempre se lleva todo.

Muchos modelos de negocios digitales dependen de las redes. Cuantos más usuarios y proveedores de contenidos se registren, mejor será la red. Pero raramente las redes son exclusivas. 

Viaje a Singapur, por ejemplo, y verá por qué. Cada taxista tiene por los menos dos teléfonos celulares en su ventana: si le solicitan un viaje en una red, le dará “aceptar” y apagará el otro. 

De la misma forma, la mayoría de los pasajeros tienen por lo menos dos aplicaciones en sus teléfonos inteligentes. Cuando necesitan viajar, usan la aplicación donde el taxi esté disponible más rápido y de forma más barata.

2. Los complementos no son substitutos.

En la mayoría de los casos, la digitalización complementará un negocio en lugar de reemplazarlo. Piense en mi propio campo de la educación superior. 

Muchos han proclamado que el aprendizaje en Internet hará que el dictado de clases se vuelva obsoleto y que las escuelas tradicionales sean reemplazadas por universidades de Internet. Sin embargo, esto no parece ser lo que está sucediendo.

3. La geografía (todavía) importa.

Algunas personas asumen que la distancia geográfica es menos relevante ahora porque podemos comunicarnos instantáneamente con cualquiera, en cualquier lugar. Pero la cercanía todavía importa. 

La empresa consultora de estrategia Eden McCallum desarrolló un modelo de negocios basado en una fuente de consultores independientes, pero en lugar de depender de una base de datos, de una plataforma de emparejamiento o alguna otra función de búsqueda digital, entendieron que no hay un substituto para realmente conocer a las personas. 

Desarrollaron un equipo de aproximadamente 20 socios que mantuvieron relaciones e interactúan regularmente con casi 700 consultores y más de 300 clientes grandes.

4. ¿Velocidad? No tan rápido.

Si en una industria de cambio rápido usted cambia con la misma velocidad, probablemente caerá en todo tipo de modas pasajeras. ¿Se acuerda de “Second Life”, el mundo virtual en Internet? Se suponía que sería la próxima gran cosa. 

El banco neerlandés ING ensambló rápido un equipo grande para explorar la nueva tecnología, desarrollar aplicaciones y comercializar sus productos en el mundo virtual. 

“Second Life” terminó siendo una moda pasajera, y la gran inversión de ING terminó en la nada.

(Freek Vermeulen es profesor adjunto de estrategia y actividad empresarial en la Escuela de Negocios de Londres).

kgb 

Videos Recomendados

Lo que pasa en la red: