¿Cuál será el futuro de las oficinas?

El futuro del diseño de las oficinas es un lugar de colaboración interdisciplinaria, conectividad y que permite una movilidad todo el tiempo. Foto: Especial

El blog del amante del diseño

Valentine Langer

Partnerships y Mercadotecnia en línea en Gaia Design.

CIUDAD DE MÉXICO.- Hoy el mundo cambia muy rápido y las prácticas en términos de trabajo también. Vemos, cada día, más iniciativas y culturas de empresa distintas de lo que imaginábamos primero cuando pensamos en las oficinas tradicionales: espacios de co-working, startups, iniciativas como las de Google para sus empleadores, oficinas virtuales… y paralelo a estos cambios, que vienen directo de los cambios de la sociedad, vemos una aceleración de la evolución de las tecnologías. Y en el mundo empresarial, tener tecnologías buenas constituye un reto cada vez más crucial.

Podemos asegurarte que las oficinas del futuro van a ser espacios pequeños completamente abiertos, con muchas interconexiones, transparencias, muebles ergonómicos y mucha tecnología pero ¿por qué?, ¿en qué términos? y ¿cuáles son los retos para los diseñadores deL mañana?

En efecto, los últimos estudios en términos de urbanización y espacios de trabajo muestran que una persona tiene cada vez menos espacio en una oficina. Aun en las profesiones muy tradicionales, como en los bancos, pasaron de 15 o 18 m2 por persona a 8 o menos.

Seguro estos cambios resultan en parte al aumento del precio del inmobiliario pero también son la consecuencia de un cambio de mentalidades. El auge de las empresas de nuevas tecnologías y startups (como GAIA) definen nuevas maneras de trabajar. En estos nuevos lugares, la oficina es un lugar chiquito abierto donde todos conviven, lo que ahora se define como un “open space”.

Esta nueva manera de trabajar define el principio de nuestras futuras oficinas por su cultura de convivencia, la ausencia de presencia de jerarquía y el poder compartir ideas entre todos. Ahora las oficinas privadas con grandes sillones de piel y escritorios inmensos son parte del pasado. Hoy, las empresas quieren crear una cultura, una comunidad y crear relaciones interpersonales entre los empleados para fomentar el intercambio de ideas y la emulación. 

Estos cambios culturales se traducen en el diseño de interior en paredes y puertas de cristal, espacios abiertos, y lugares de descanso a fin de que todos utilicen los espacios sin importar el puesto, que se rompan las barreras y se incremente el flujo de ideas. Resulta que estos lugares fomentan mentalidades abiertas y una cultura de buen vivir en la empresa.

Pero también estos espacios abiertos pueden favorecer el estrés y problemas de concentración porque están demasiado cerca uno del otro, y eso impacta en su habilidad. La presión para reducir los costos y aumentar la productividad es constante de parte de los jefes y, por eso, crear un espacio abierto donde cada uno se siente bien es uno de los grandes retos de los diseñadores.

En paralelo de estos cambios de las oficinas clásicas, experimentamos nuevas formas de oficinas, también abiertas y más modernas como los espacios de co-working o las oficinas virtuales (donde solo hay un numero fijo, una dirección comercial y una paquetería)... También, estos espacios se combinan con nuevas practicas de trabajo como el trabajo desde casa. Estas nuevas iniciativas abren las mentalidades y muestran todo lo que podemos hacer en términos de cultura empresarial y tipo de oficinas.

Antes, el diseño de las oficinas iba enfocado a un reconocimiento de poder a través de los espacios, hoy ya no se ve en las oficinas modernas, hay una gran democratización de los espacios de trabajo y ya la convivencia constituye un aspecto de la cultura empresarial más importante que la jerarquía.

Hoy, el diseño del espacio de toda empresa no se reduce sólo a la estética del lugar o a los muebles sino que también hace parte del “branding” de la empresa. Seguro, pensamos todos en Google en este caso; el corporativo Google desarrolló oficinas con distintos lugares de ocio para que cada empleado pueda avanzar a su propio ritmo, según su gusto personal mientras conviva con otros e intercambie ideas. También, para Google, construir oficinas innovadores con ping-pong, babyfoot… hace parte de su estrategia y del posicionamiento de su marca. Hoy, el diseño de los interiores es un mensaje que transmite, al exterior como al interior, un recordatorio constante de quiénes somos en una empresa.

Otro desarrollo en términos de diseño de oficinas es el nuevo gusto por muebles ergónomicos. ¡Y sí importan! Para trabajar bien y de manera eficiente, es crucial sentirse bien. Como lo dicen los expertos, el cuerpo humano esta diseñado para moverse, no para quedarse en una silla todo el día, así que para los diseñadores una silla en la que el cuerpo puede moverse más libremente genera más productividad y creatividad. Hoy, estimamos que pasamos 40% de nuestras vidas en sillas y, por eso, una silla que se adecua a cualquier tipo de persona es una gran mejora. Seguro, los muebles ergonómicos hacen parte de los grandes retos de los diseñadores al mismo nivel que los muebles inteligentes, multifuncionales y conectados.

Hablando de los “muebles inteligentes”, las tecnologías adecuadas a nuestra gran movilidad y a nuestra necesidad de seguridad son un tema esencial para todos los arquitectos y diseñadores de interior. Ahora ya empezamos a ver propuestas de diseño de interiores conjuntas con empresas de tecnologías.

Como lo platicó muy bien el director de Ikea, Engman, “el futuro de tu casa es un lugar táctil lleno de materiales raros” y las pantallas no son el mejor objeto para los seres humanos así que seguro tanto las oficinas como nuestras casas van a conocer un aumento de los objetos conectados e inteligentes. El futuro del diseño de las oficinas es un lugar de colaboración interdisciplinaria, conectividad y que permite una movilidad todo el tiempo. Vamos a ver cada vez más conexiones wireless, muebles ergonómicos y conectados a la red. Las oficinas de mañana van a estar hechas para que se mueva la información y los contenidos constantemente, a donde vives, viajas o comes. No podemos predecir la oficina del futuro pero ya podemos decir que será una oficina conectada con muebles inteligentes. 

Seguro que las tecnologías tienen mucho que ver con estos espacios abiertos que ya se desarrollan porque las tecnologías y el mundo de hoy es un mundo híper conectado en el que todo se intercambia muy rápido. El diseño de las oficinas de mañana puede crear todo tipo de espacio pero se debe de crear un lugar donde los empleados puedan estar sentados, platicando ideas nuevas y obteniendo otras de la red. 

Por último, el mundo de mañana es un mundo donde se integra todos los desafíos ambientales. Este reto se traduce por los diseñadores en pensar y fabricar productos ergonómicos que tengan una vida prolongada. Los muebles de mañana deben ser adaptables a cualquier necesidad de las organizaciones. También, van a integrar a la naturaleza y los materiales reciclados a fin de propiciar un mejor trabajo.

Al final, las oficinas marcan el principio del futuro del diseño de interior no sólo porque es uno de los mercados más potentes para la industria del interiorismo sino también porque reflejan los cambios culturales y sociales. La manera de trabajar define, en gran medida, el comportamiento cotidiano en todos los otros ámbitos. La oficina del futuro va a adaptarse a todos los cambios culturales, será mucho más virtual con gran capacidad tecnológica y sobre todo con espacios que faciliten las interacciones humanas.

Gaia Design te invita a descubrir sus muebles ergonómicos en: gaiadesign.com.mx

*DR

Aclaración:
El contenido mostrado es responsabilidad del autor y refleja su punto de vista.
Lo que pasa en la red: