Trump, su reforma fiscal vs. México

Bank of America Merrill Lynch puso el tema bajo la lupa en su último análisis. Donald Trump y el presidente de la Cámara de Representantes, Paul Ryan, propondrían una reforma fiscal donde las empresas estadunidenses ya no puedan deducir las importaciones provenientes de México o China.

El golpe estaría hecho en contra de los productos mexicanos y del TLC. Sin imponer un arancel a las importaciones, Trump y Ryan, a través de cambios fiscales, lograrían imponer una tasa a productos mexicanos al evitar que las empresas importadoras los puedan deducir. El efecto sería exactamente igual que un arancel o impuesto a las importaciones mayor del 20 por ciento. Se llama Tasa de Ajuste Fronterizo, BAT, por sus siglas en inglés.

REFORMA FISCAL PARA GRANDES CORPORATIVOS

La reforma fiscal de Trump es una locura. Y lo podemos tachar de todo: proteccionista, excluyente, clasista, demagogo, pero de que es congruente con sus locuras de campaña, es congruente. Desde la campaña dijo que iba a lanzar una reforma fiscal en favor de los grandes corporativos y lo va a hacer.

A través de Paul Ryan, presidente de la Cámara de Representantes, va a recortar la tasa de impuestos corporativos de 35% a 20 por ciento. Incluso Trump pide recortar el impuesto cobrado a las grandes empresas a 15 por ciento. Es una locura: es una política fiscal regresiva, donde los grandes pagan menos. Pero así es Trump. Considera que la gran empresa dará empleos y mejorará el nivel de vida de la población. Bajo ese paquete viene la iniciativa de “Tasa de Ajuste Fronterizo”.

CUIDADO CON “TASA DE AJUSTE FRONTERIZO”

La “Tasa de Ajuste Fronterizo”, conocida como BAT, sería un mecanismo para, a través de la política fiscal, ir en contra de las importaciones provenientes de México y otros países, como China, y también para desincentivar la inversión extranjera que pudiera llegar a EU.

NEMAK, RASSINI, INDUSTRIAL FIBRAS, VESTAS, ENTRE LAS AFECTADAS

El análisis de Bank of American Merrill Lynch considera que dicha tasa iría totalmente en contra de las exportaciones mexicanas que realizan empresas como Nemak, Rassini, Industrial Fibras, Vestas, entre otras.

Ahora, hay que decirlo, el BAT tendría pocas posibilidades de ser aprobado, debido a que originaría que la industria estadunidense, al dejar de importar, utilice productos nacionales que son más caros y de menor calidad.

Además, los analistas del Bank of American ML, Denise Chai y Lorraine Hutchinson, consideran que este mecanismo haría más cara la distribución y los precios para los consumidores.

HABRÍA GUERRA COMERCIAL

De que desatarían una guerra comercial, sin duda. Es un mecanismo proteccionista disfrazado de herramienta fiscal.

Países como México, China, Canadá, entre otros, o el bloque de la Unión Europea, podrían llevar el caso a la Organización Mundial de Comercio, la OMC, y ahí demandar a Estados Unidos.

La OMC podría darle la razón a estos países e imponer tarifas compensatorias en contra de los productos estadunidenses. Desde luego, el BAT violaría las reglas de libre comercio de la OMC.

ATENTOS VIDEGARAY, ILDEFONSO Y MEADE

Como vemos, el gobierno mexicano debe cuidar todos los flancos de la administración de Trump que, como vemos, juega con engaños, pues mientras el gobierno mexicano puede estar pendiente de realizar una buena negociación en el Tratado de Libre Comercio, por el otro lado, a través de la política fiscal, Trump enviaría una práctica para evitar las importaciones mexicanas.

Así que, además de Luis Videgaray, canciller; Ildefonso Guajardo, secretario de Economía, también tendrá que estar pendiente José Antonio Meade, secretario de Hacienda, para evitar este tipo de instrumentos proteccionistas.

EL DÓLAR, OTRA VEZ RÉCORD FRENTE AL PESO

El tipo de cambio terminó en 22.15 pesos en ventanilla de los bancos. Otro récord en contra del peso mexicano. Pero ahora no vimos entrar al Banco de México (Comisión de Cambios).

Se aprendió la lección: la intervención directa de venta de dólares no siempre tiene efectividad. La semana pasada el Banxico inyectó dos mil millones de dólares y el peso siguió presionado. De ahí que la mejor política será realizar políticas antiTrump: fortalecer el mercado interno, negociar bien el TLC y claro que en México veremos elevar las tasas de interés.

 

Síguenos en Twitter @DineroEnImagen y Facebook, o visita nuestro canal de YouTube

Más de José Yuste
PUBLICIDAD
Lo que pasa en la red: