¿Qué tan bien te administras? Descúbrelo con estos sencillos cálculos

Para saber si tu forma de administrar tu dinero te permitirá ser libre en el futuro cercano, el primer paso es conocer la situación financiera en la que te encuentras. Foto: Pixabay

De finanzas y otros demonios

Edith Esquivel

Enfrentando sus demonios financieros desde 2012. En Twitter está como @medithie

¿Qué harías si te quedara un año de vida? Esta pregunta te obliga a revelar tus verdaderas prioridades. 
 
¿Quieres escalar una montaña? ¿Pasar más tiempo con tu familia? ¿Pasear por la playa? ¿Escribir un libro? Entre más parecida sea tu respuesta con la realidad de tu vida, más cerca estás de ser de la clase social “superior”. 
 
En el artículo anterior expliqué la existencia de sólo dos clases sociales, los libres y los esclavos; es decir, quienes viven de acuerdo con sus propias prioridades y aquellos que usan la mayor y mejor parte de su tiempo de acuerdo con las prioridades de sus “patrones”. 
 
Nadie nunca me ha respondido que quiere pasar 10 horas diarias encerrado en una oficina, 2 horas diarias encerrado en un automóvil y 30 horas semanales limpiando y trabajando para sostener una casota, durante su último año de vida.
 
Aclaro que no, para tener más libertad no es necesario vivir en una caja de cartón, ¿eh, Nathán? Sólo debes maximizar el bienestar. 
 
Por ejemplo, una casa con agua potable, alcantarillado, electricidad e internet,  cercana a fuentes de empleo y servicios es muy importante para tu bienestar, y te ahorrará tiempo y dinero de transporte. 
 
Pero dos personas en una vivienda bien distribuida de 70 metros cuadrados, posiblemente tendrán una calidad de vida igual que dos personas en una vivienda de 1,200 metros cuadrados, debido a la adaptación hedónica, sólo que estos últimos tendrán que sacrificar más dinero y tiempo. 
 
Por lo tanto, vivir en una zona céntrica es mejor que vivir en una casa grande, y saber esto puede ahorrarte mucho dinero y mejorar tu vida. Así funcionan otras áreas de la vida: debes desarrollar habilidades de consumo que te permitan vivir bien hoy y, al mismo tiempo, comprar tu libertad. 
 
Para saber si tu forma de administrar tu dinero te permitirá ser libre en el futuro cercano, el primer paso es conocer la situación financiera en la que te encuentras. Para descubrirlo, acompáñame a calcular tu patrimonio y tu índice de ahorro. 
 

Calcula tu patrimonio neto

 
Ya sé, mucha gente escucha patrimonio y piensa en su casita, pero no necesariamente. 
 
El patrimonio se calcula  sumando tus activos y restando tus pasivos. 
 
Tus activos están en cuentas de ahorro, inversiones, propiedades inmobiliarias y otros bienes que no se deprecien mucho, es decir, no puedes incluir tus equipos electrónicos, muebles, ni tu automóvil, a menos que estés listo para venderlos en este mismo instante. 
 
En los pasivos están todas tus deudas y créditos. Entonces, si tu casa vale 800,000 pesos, puedes poner ese monto en “activos”, pero deberás restarle lo que debes al banco todavía por concepto de capital.
 
Si deseas información más detallada para calcular tu patrimonio, da clic aquí, pero sólo toma en cuenta hasta el punto 5 de la parte 1, y las partes 2 y 3 completas. 
 

Calcula si tu administración hasta ahora te hace más libre

 
Si me baso en estimados de Mr. Money Mustache -el hombre que se retiró a los 30 años de edad-, para saber qué tan bien te has administrado hasta ahora, debes sumar todo el dinero que has ganado en tu vida, libre de impuestos. 
 
Si tu patrimonio no representa al menos 40% de esa cantidad, estás gastando demasiado. Suena radical, pero ser libre es también una idea radical. 
 
Lo más convencional es gastarte hasta el último centavo que ganas y quejarte porque tu salario es reducido, pero si hay alguien en condiciones similares a las tuyas, que puede vivir decorosamente con el 60% de tu sueldo, entonces no puedes quejarte. Y si hay algo que puedes hacer para mejorar tus ingresos y tener más oportunidad de ahorro, y no lo has hecho, ¿qué esperas?
 
Ahora que hemos establecido qué tan bien te has administrado hasta hoy, debes calcular cuánto ahorras cada mes, para poder predecir cuándo podrás retirarte, para ello...
 

Calcula tu índice de ahorro

 
En el primer paso, debes definir tus ingresos y egresos.
 
- Tus ingresos: Esta es la cantidad de tu salario, rendimientos de inversiones o entrada de efectivo que queda después de impuestos al ingreso (ISR, cuotas sindicales) y otras deducciones. 
 
Sin embargo, la parte de tus deducciones que se va a caja de ahorro o ahorro para el retiro debes sumarla, porque es dinero que sigue siendo tuyo y podrás usar en el futuro. 
Si eres freelance, haz un promedio de tu ingreso anual y divídelo entre doce para sacar tu ingreso mensual.
 
-Tus egresos: si eres como yo y te da mucha flojera registrar cuánto gastas cada mes, puedes tratar de usar tarjeta para que el estado de cuenta te sirva como registro, guardar tus recibos y registrarlos en la computadora cuando tengas tiempo, o ayudarte de aplicaciones gratuitas. 
 
No olvides incluir las deducciones automáticas a tu salario, los seguros y los impuestos (por ejemplo, divide el pago de predial y tenencia entre doce para determinar cuánto pagas al mes por este concepto). 
 
En el caso de los préstamos, incluye lo que pagas en intereses y gastos de administración de cuenta, pero no el capital (porque el capital es una cantidad que tú recibiste como ingreso). 
 
Por ejemplo, en el caso de un crédito hipotecario, si pagas 4,000 pesos al mes pero de eso sólo 1,500 pesos se va a capital, entonces solamente 2,500 pesos son tus egresos, y los 1,500 pesos se quedan como dinero no gastado, porque se suman directamente al capital, que sigue siendo tuyo. No incluyas los impuestos al ingreso como el ISR o la cuota sindical, porque esos ya los restaste a tus ingresos en el paso anterior. 
 
Si deseas información más detallada sobre cómo calcular estos rubros, da clic aquí o también da clic acá, o puedes hacerlo por acullá
 
El índice de ahorro es el porcentaje de tu paga que no estás gastando. A tus ingresos réstales tus egresos y divide el resultado entre tus ingresos, luego multiplica por 100 para obtener un porcentaje. 
 
Por ejemplo, si tus ingresos son de 15,000 pesos al mes, y gastas 9,000, entonces: 
 
15,000-9000/15,000x100 = 40 
 
Esto significa que no gastas 40% de tu ingreso. 
 
Si tus ingresos son de 20,000 al mes pero gastas 24,000, entonces: 
 
20,000-24,000/20,000x100= -20
 
El resultado tiene un símbolo negativo; esto significa que estás gastando 20% más de lo que ganas. 
 
Pero, ¿cómo interpretar estos datos? ¿Qué porcentaje deberías estar ahorrando para lograr la libertad en poco tiempo? Eso lo veremos en el siguiente artículo. 
 
kgb 
Aclaración:
El contenido mostrado es responsabilidad del autor y refleja su punto de vista.
Lo que pasa en la red: