El Internet de las Cosas y el futuro del turismo

A mediados de mayo Daniel Hajj, director general de América Móvil, presentó a un grupo selecto de clientes el alcance de la red 4.5G para finales de este año y el que tendría al llegar a 5G para 2020.

El evento llamó mucho la atención y hubo una segunda versión con más invitados, en donde los mensajes clave los planteó Carlos Slim Domit, presidente del Consejo de Administración de América Móvil.

Éstos fueron las inversiones por 52 mil millones de dólares que ha hecho esta empresa en su red; después mostrar la importancia que tendrá para desarrollar el llamado Internet de la Cosas y, finalmente, pedirle a las autoridades no sigan multando a su compañía por expandir la cobertura a todo el país.

El Internet de las Cosas (IoT, en inglés) representa la nueva ola de cambios tecnológicos en el mundo y tendrá implicaciones enormes en la competitividad de los países.

Para decirlo simplemente se trata de la posibilidad de conectar al internet a millones de objetos que forman parte de la vida diaria, para que interactúen con los teléfonos inteligentes y generen información valiosa que no sólo mejorarán la calidad de vida, sino que impactarán en la eficiencia de las economías.

En toda esta historia de “cuando el destino nos alcance”, el turismo será uno de esos segmentos que tendrán una relación particularmente importante con el IoT.

Aquí van algunos de los que son innumerables ejemplos:

1. Una microcomputadora colocada en una maleta, permitirá ubicarla con precisión, ya no sólo por las aerolíneas, sino por su propietario en cualquier momento en que tenga acceso a internet.

2. A través de la tecnología de los beacons, los usuarios de teléfonos inteligentes podrán recibir mensajes comerciales en función de sus intereses, pero también obtendrán información sobre el tiempo que deberán invertir para llegar a su sala de abordaje o sobre demoras o cambios de itinerario.

3. En la hotelería el IoT hará mucho más eficiente el manejo de energía y, por tanto, influirá en la sustentabilidad de esos negocios y en la comodidad de los clientes.

4. Compañías como Disney, ya tienen implementaciones del IoT para que los usuarios reserven sus entradas a las diversiones, consuman dentro de los parques y obtengan información de última hora.

5. Las aerolíneas podrán modernizar sus sistemas de abordaje para pasajeros que ya pasaron los filtros de seguridad y conseguirán ahorros en aspectos cruciales, como la carga de combustible.

Las autoridades a quienes les preocupa que nuevamente la gigantesca empresa que controla la familia Slim tenga una posición dominante en esto, tendrían que alentar la competencia de otras firmas enormes como AT&T y Telefónica.

Pero llegar tarde a esta nueva realidad, pondría en desventaja a México respecto a otros países que hoy le compiten frontalmente en el sector turístico.

Si México por sus activos geográficos, climáticos y culturales tiene una posición de liderazgo en el sector de los viajes a nivel mundial; también debe mantenerse a la vanguardia en este tema crucial de la tecnología.

 

Síguenos en Twitter @DineroEnImagen y Facebook, o visita nuestro canal de YouTube

Lo que pasa en la red: